Menú Buscar
La parcela de terreno de Cerdanyola del Vallès alrededor del Sincrotrón Alba cuyo plan urbanístico se debate en el TSJC / GENCAT

El principal centro comercial de Europa, situado en Cerdanyola, se juega su futuro en el TSJC

La sala de lo contencioso-administrativo debe responder al recurso que planteó el ayuntamiento contra la ordenación urbanística que permitirá la construcción del recinto

07.11.2018 00:00 h.
7 min

Los magistrados de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) deben decidir en breve si aceptan o no el recurso planteado por el Ayuntamiento de Cerdanyola del Vallès (Barcelona) para sacar adelante el último ordenamiento urbanístico de una zona muy sensible para la actividad económica de la zona. La planificación de los terrenos que están situados al lado del Sincrotrón Alba, el Centro Direccional, y que permitirán que esta ciudad albergue el principal centro comercial de Europa.

“La reserva de suelo para este fin podría implicar la construcción de hasta 11 Maquinistas”, indican fuentes conocedoras del lío urbanístico en el municipio. Las alegaciones que deberán estudiar los magistrados hacen referencia a la propuesta que se presentó en marzo de 2014 (la aprobación definitiva se hizo en abril de ese mismo año). El entonces responsable de Territorio, Santi Vila (ex-PDeCAT), dio a conocer los usos que se daban a más de cuatro millones de metros cuadrados de suelo.

Apoyo de Damià Calvet

Presentó este plan junto a la exalcaldesa de Cerdanyola Carme Carmona (PSC) y al actual consejero del ámbito, Damià Calvet (PDeCAT), que en ese momento ocupaba la dirección del Incasòl. Será este último el que se encargue de la resolución del conflicto, aunque es el consistorio el encargado de promover el Plan Director Urbanístico (PDU) local.

La planificación urbanística de Cerdanyola del Vallès que se debate en el TSJc / CG

La planificación urbanística de Cerdanyola del Vallès que se debate en el TSJC / CG

La hoja de ruta que se plantó hace cuatro años despertó el interés de grandes operadores del sector. No querían dejar pasar la oportunidad que se abría en una ubicación privilegiada. El suelo que se permitía edificar está ubicado en el Área Metropolitana de Barcelona, donde hay saturación de parcelas para uso comercial, y discurre alrededor de la B-30 y la AP-7.

Macrozona de ocio comercial

El plan urbanístico afecta al llamado Parc de l’Alba y el Sector Can Costa, dos parcelas de terreno que se ubican entre la parada de Renfe de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y las zonas limítrofes de este municipio con Bellaterra y Sant Cugat del Vallès. Incluso se abría las puertas a un proyecto con una macrozona de ocio comercial para atraer a los habitantes del sur de Francia o a los turistas que pasan por la autopista del Mediterráneo.

La oportunidad empresarial ha motivado que la multinacional Unibail Rodamco Steam haya participado de forma activa en la pugna judicial. La propuesta urbanística ha chocado desde el primer momento contra las entidades ambientalistas de la zona, aglutinadas en la Associació Cerdanyola Vía Verda que desapareció como tal en 2015. Este grupo defendía la existencia de un corredor ambiental entre el Parque Natural de Sant Llorenç y la sierra de Collserola que pasaba, precisamente, por este terreno del Vallès Occidental.

Planificación de 2009

Sus movimientos judiciales ya se llevaron por delante un primer PDU que planteó Antoni Morral, entonces en ICV-EUiA, en 2009. De hecho, la propuesta actual es una actualización del primer plan que impulsaron los ecosocialistas cuando estaban en el gobierno local.

La segunda anulación del TSJC vino por un punto que denunciaron los ambientalistas: la falta de planificación de movilidad interna en el terreno. La sección tercera del alto tribunal catalán consideró en febrero de 2017 que no se había trabajado de forma correcta esta planificación y declaró “nula de pleno derecho” la ordenación. El recurso presentado por el Ayuntamiento de Cerdanyola se dirige, precisamente contra esta resolución.

Viviendas y Parque de la Ciencia

Además de la parcela de terreno comercial, el PDU del Centro Direccional permitía la construcción de 4.634 viviendas en la zona. Un total de 1.200 se debían destinar a pisos de protección oficial.

Damià Calvet, consejero de Territorio de la Generalitat y director del Incasòl cuando se presentó el PDU de Cerdanyola / EFE

Damià Calvet, consejero de Territorio de la Generalitat y director del Incasòl cuando se presentó el PDU de Cerdanyola / EFE

También se incluía el llamado Parque de la Ciencia, un área industrial que debía desarrollar entre la Universidad y el Sincrotrón Alba, una infraestructura puntera en Europa. La pretensión de los impulsores de la regulación urbanística era poner en contacto a la UAB, el Parque Tecnológico del Vallès, el Parque de I+D de la Universidad y EsadeCreápolis, donde se ubican tanto estudiantes de máster como start ups que nacen de la escuela de negocios.

Elecciones municipales

Será el actual gobierno de Cerdanyola el que deberá gestionar la resolución del TSJC. Fuentes municipales señalan que los mandatarios locales, encabezados por Carles Escolà (Compromís per Cerdanyola-CUP), no son unos entusiastas del PDU que está en los tribunales. Consideran que incluye demasiada actividad comercial, aunque han mantenido el litigio vivo hasta la fecha.

Las fuentes consultadas no descartan que la proximidad de las elecciones locales deje para el próximo mandato la resolución del lío urbanístico en Cerdanyola del Vallès. De hecho, se puede convertir en un elemento central de la próxima campaña de las municipales.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información