Menú Buscar
Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex, en una imagen de archivo / CG

Cellnex pierde 31 millones en el primer semestre

La operadora de infraestructuras de telecomunicaciones acusa el impacto del plan de prejubilaciones y bajas incentivadas de sus filiales

3 min

Cellnex Telecom cierra el primer semestre con unas pérdidas en el balance de 31 millones de euros. Cifra que contrasta con los 17 millones de ganancias del mismo periodo del año anterior y que se explica por el impacto del plan de prejubilaciones y bajas voluntarias en las filiales Retevsión y Tradia. Se han provisionado 55 millones en el primer trimestre para este proceso.  Sin los gastos extraordinarios, el resultado neto de la compañía se hubiera situado en 15 millones de euros.

El grupo dirigido por Tobías Martínez indica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que esta cifra ya recoge el incremento del 23% en las amortizaciones y del 45% en los costes financieros. Esta subida se explica por el crecimiento del grupo. Además, Cellnex ha aplicado en el primer semestre un cambio en la normativa contable. Ahora usa la IFRS16.

Resultados de la actividad

Los resultados sobre su actividad muestran un crecimiento del 16% de los ingresos, hasta los 439 millones de euros. El beneficio bruto (Ebitda) avanza el 20% hasta los 291 millones. Cifras que muestran la buena marcha del negocio core de Cellnex.

Martínez destaca en un comunicado que la compañía cuenta con unas ventas futuras contratadas de 16.000 millones. Es decir, su futuro está consolidado.

Inversiones y deuda

Cellnex ha realizado inversiones por valor de 247 millones de euros en el primer semestre del año. Se han centrado a la generación de nuevos ingresos, mejoras de eficiencia y a mantener la capacidad instalada.

La deuda neta de la compañía se situó el pasado 30 de junio a 2.800 millones. Una ratio de 4,8 veces el Ebitda. Además, cuenta con 1.750 millones en concepto de tesorería y deuda no dispuesta.  

Patuano, nuevo presidente

De cara al conjunto del ejercicio, la operadora de infraestrucuras de la familia Benetton mantiene sus previsiones. Espera cerrar 2018 con un beneficio bruto de entre 579 millones y 589 millones y presentar un crecimiento del 10% del flujo de caja recurrente.

El principal hito del grupo en el primer semestre es la conclusión de los cambios en el accionariado. Las consecuencias de la venta de Abertis a Atlantia y ACS ha propiciado que Marco Patuano, representante de la familia Benetton, haya sido nombrado presidente no ejecutivo del grupo. Martínez ha sido ratificado en su cargo.