Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex / EP

Cellnex culmina la compra de antenas de Hutchison tras el OK de Reino Unido

Las autoridades británica de Competencia aceptan la propuesta de vender unas 1.000 torres realizada por las compañías para desbloquear la operación

5 min

Cellnex ha logrado finalmente desbloquear la parte británica de la mayor operación de su historia: la compra de las antenas del gigante asiático CK Hutchison en Europa. La Autoridad de los Mercados y la Competencia de Reino Unido (CMA) ha aprobado la operación en el país, al aceptar la propuesta de las compañías de vender unos 1.000 emplazamientos que la empresa española ya tenía en el territorio.

La venta de los activos europeos de Hutchison incluyen 6.000 torres de telecomunicaciones en Reino Unido que, bajo el criterio de las autoridades locales, otorgaban a Cellnex una posición de dominio de mercado que dañaba la competencia. 

Encarecer los precios

De hecho, en un primer momento la adquisición había sido paralizada por el regulador británico al entender que la situación en la que quedaría el mercado contribuiría a encarecer los precios de los servicios que las operadoras prestan a sus clientes.

El bloqueo inicial motivó dudas en el mercado, que penalizó de forma notable a Cellnex, que vio como en la recta final del año se reducía en un tercio su capitalización bursátil, por entonces entre las cinco primeras del Ibex 35.

Pago en acciones

La propuesta de las partes a la CMA para que modificara su decisión consistió en un compromiso de que Cellnex se deharía de en torno a un millar de emplazamientos situados geográficamente cerca de los que se incluían en la operación con Hutchison. El regulador británico, que disponía hasta el próximo día 7 de marzo para pronunciarse, ha aceptado finalmente la solución, aunque condicionará la autorización a que se hagan efectivas esas ventas.  

Este visto bueno permitirá así al grupo español culminar una operación valorada en alrededor de 10.000 millones de euros y que, además, significará la entrada de CK Hutchison en su accionariado, del que tomará alrededor de un 5%.

1.100 millones adicionales

El acuerdo total, anunciado ya en noviembre de 2020, incluye activos en otros cinco países europeos (Austria, Irlanda, Dinamarca, Suecia e Italia) hasta unos 24.600 emplazamientos, cuyas transacciones se fueron formalizando a lo largo de 2021 conforme las autoridades locales daban sus respectivas autorizaciones.

Además de la citada inversión, el pacto con Hutchison incluye el despliegue de hasta 5.250 nuevas torres en estos países en los próximos ocho años, lo que comporta una inversión adicional de 1.150 millones de euros.

Septiembre u octubre, cierre definitivo

La operación con Hutchison permite a Cellnex estar presenta ya en una docena de mercados europeos, de forma que consolida su posición como principal operador paneuropeo. En total, después de que se termine de formalizar la parte británica, la cartera de torres de la compañía se irá por encima de los 128.000.

El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, se mostró confiado la semana pasada, durante la presentación de resultados anuales del grupo, en que la propuesta realizada a la CMA iba a ser aceptada y situó el cierre de definitivo de la operación para después del verano, en el entorno de los meses de septiembre u octubre.

Reacción alcista en Wall Street

Será entonces cuando la empresa lleve a cabo una ampliación de capital que suscribirá íntegramente Hutchison para convertirse en socio de Cellnex, como compensación a la adquisición de las antenas emplazadas en Reino Unido. En el caso del resto de activos, la forma de pago establecida fue en metálico.

El anuncio de la autorización se ha publicado tras el cierre de los mercados en Europa; sin embargo, Cellnex cotiza a través de ADR en Wall Street, que muestran un avance cercano al 4% en su cotización tras hacerse pública la decisión de la CMA.