Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex / EP

Cellnex acumula una demanda de 620.000 millones para entrar en su capital

La compañía de telecomunicaciones cierra su cuarta ampliación en poco más de dos años con un interés inédito por parte del mercado

5 min

Cellnex ha completado un ciclo de cuatro ampliaciones de capital en apenas 26 meses que le ha llevado a levantar nada menos de 14.700 millones en el mercado. Con ser una cifra considerable, otro dato mucho más voluminoso explica por qué la compañía ha sido capaz de alcanzar estas cantidades. La demanda acumulada en esas cuatro operaciones se ha ido hasta los 620.000 millones de euros.

Cada ampliación que el gestor de infraestructuras de telecomunicaciones ha ejecutado desde febrero de 2019 ha tenido un denominador común: tanto el volumen como la demanda han aumentado de forma considerable. De manera que si la empresa hubiera atendido todas las peticiones de suscripción de nuevos títulos que ha recibido, su capitalización bursátil iría camino de duplicar la de la suma de las empresas que componen el Ibex 35.

Comienzo prometedor

Cabe recordar que la primera de la ampliaciones que Cellnex puso en marcha para financiar su vertiginoso proceso de crecimiento y expansión por Europa fue por valor de 1.200 millones de euros. Aquella primera llamada a los mercados tuvo un éxito más que llamativo, dado que no sólo logró cubrirla con holgura sino que registró una sobredemanda de algo más de 16 veces, próxima a los 20.000 millones.

Un resultado que llevó a la empresa dirigida por su consejero delegado, Tobías Martínez, a repetir la experiencia tan sólo ocho meses después y, además, doblando la apuesta. En aquella oportunidad, Cellnex buscaba 2.500 millones de euros, a lo que había que añadir que la suscripción resultaba notablemente más cara debido a la notable revalorización que había protagonizado durante este tiempo en el parquet.

Casi 100.000 millones

Así, los 17,89 euros por acción de la primera ampliación se habían transformado en 28,85 euros por título para la segunda. El resultado dejó al mercado con la boca abierta. Lejos de lograr una suscripción más ajustada, la sobredemanda se multiplicó por más dos respecto a la referencia de febrero, para alcanzar las 38,15 veces.

De este modo, para obtener de los accionistas y nuevos inversores 2.500 millones de euros, Cellnex había logrado manifestaciones de interés por valor de algo más de 95.000 millones.

En plena pandemia

El más difícil todavía llegó el pasado mes de julio, en plena pandemia, recién finalizado el estado de alarma en España y en el proceso de un incierto proceso de desescalada. Cellnex volvía a poner a prueba el apetito de los mercados con una nueva ampliación cuya cuantía, 4.000 millones de euros, superaba la suma de las dos anteriores y cuyo precio se situaba un 36% por encima del de la segunda.

El complicado escenario no impidió que la empresa rompiera todos los moldes. Esta vez, la sobredemanda se fue por encima de 46 veces, para un total de 185.500 millones de euros.

Prudencia

Con estos antecedentes no fue de extrañar la elevada dosis de prudencia que Tobías Martínez arrojó sobre la cuarta ampliación, dados tanto su volumen de 7.000 millones como la respuesta que los mercados había dado a las anteriores.

“Nuestra capitalización y los volúmenes de las ampliaciones cada vez son mayores. Al ser ya la cuarta y mucho mayor que las anteriores, es muy probable que en ésta pudieran entrar nuevos accionistas”, apuntó el ejecutivo en su comparecencia ante la prensa con motivo de la presentación de los resultados anuales de Cellnex, cuando incluso insistía en “no obsesionarse mucho con esto”.

Inversiones de 36.500 millones

Sin embargo, el escenario se ha repetido, prácticamente como un calco de los anteriores. Más del 99% de los accionistas han ejercido su derecho de suscripción preferente y el interés por entrar en el capital de Cellnex ha elevado la sobredemanda a la estratosférica cifra de 319.000 millones de euros; o, lo que es lo mismo, algo más de un 6% por encima de la cifra agregada de las tres ampliaciones anteriores.

Números que hablan de un desmedido apetito inversor por una compañía que totaliza inversiones ejecutadas y comprometidas por valor de 36.500 millones de euros en seis años, desde su salida a bolsa en la primavera de 2015.