Menú Buscar
Antoni Abad, presidente de Cecot y la entrada de la sede central de la patronal de Terrassa (Barcelona) / FOTOMONTAJE DE CG

Cecot se llevó la tercera parte de las últimas subvenciones del Departamento de Empresa

El proyecto del centro de Reempresa de Cataluña, una oficina para buscar un relevo a negocios viables, se lleva la parte del león de las ayudas directas otorgadas en 2016

5 min

Cecot ha conseguido más de una tercera parte de las subvenciones directas otorgadas por el Departamento de Empresa y Conocimiento, encabezado por Jordi Baiget, en 2016. Son las últimas ayudas que ha publicado la consejería, ya que la cifra crece, señalan fuentes cercanas a la patronal de Terrassa (Barcelona).

La organización presidida por Antoni Abad consiguió el año pasado medio millón de euros por esta vía. Es la cantidad más alta de la partida y va destinada al proyecto estrella que se impulsa desde Cecot: el centro de Reempresa que da servicio a toda Cataluña.

Centro de reempresa

Se puso en marcha en plena crisis, en 2011, con la idea de evitar la desaparición de empresas que no encuentran a la persona ideal para continuar la actividad. El equipo de Abad detectó que ciertas compañías consolidadas en sus sectores debían echar el cierre llegada la edad de jubilación de sus propietarios, por ejemplo. Y se destruían los empleos asociados.

Crearon un portal en el que se ofrecen garantías a los que deciden ceder un negocio y a los denominados reemprendedores, los interesados en tomar el relevo a alguno de estos negocios con la seguridad de que no son sociedades al borde de la quiebra.

El pasado octubre alcanzaron las 1.000 empresas traspasadas en cinco años. Cuentan con 70 oficinas repartidas por toda Cataluña en las que trabajan 150 técnicos. Cifras positivas desde el punto de vista empresarial pero cuyo éxito se apoya en gran medida en el capital público.

Pimec, la única que también se benefició de estos fondos

La subvención, a la que se deben añadir las ayudas por otros proyectos y las que recibe de forma estructural por ser patronal, supera de lejos a la que recibe el resto de beneficiarios. De hecho, sólo aparece otra de las organizaciones de representación empresarial de Cataluña y con una cifra mucho menor.

Se trata de Pimec. La organización presidida por Josep González recibió 10.000 euros por realizar el anuario de las pequeñas y medianas empresas en Cataluña, un pulso al sector que se renueva cada 12 meses.

Pagar a los investigadores de 2015

Las universidades públicas catalanas se llevan el grueso del resto de las partidas. La conselleria financia el programa de contratación de investigadores Ramón y Cajal. Pagó el ejercicio pasado 225.789,09 euros a la Universitat de Barcelona para la factura de los investigadores sanitarios, pero la de 2015. Se abonan con un año de retraso.

Lo mismo ocurrió con los 118.491,78 euros que se otorgaron a la Universitat Autònoma de Barcelona; los 53.434,06 euros de la Pompeu Fabra, o los 32.420,33 euros de la Politècnica de Cataluña.

Eventos empresariales

Empresa y Conocimiento también ha financiado otros proyectos con estas partidas, como el Fórum Excelencia de Lloret de Mar. Lloret Futur, la empresa organizadora, recibió 25.000 euros del erario público para cubrir parte de la factura del evento. Lo mismo ocurrió en el XXIII congreso de ferias de Cataluña, donde fueron a parar 25.350 euros.

El patronato municipal del Museo de las Minas de Cercs (Barcelona) percibió 17.775,12 euros de las subvenciones que se destinaron a cubrir parte del mantenimiento de las instalaciones y los equipos del interior del equipamiento.

Otra subvención para Eliseu Climent

El editor valenciano Eliseu Climent, mimado con fondos públicos de la Generalitat por su apoyo a la lengua catalana en la comunidad, también recibió en 2016 una subvención del departamento de Baiget. Un total de 5.000 euros por editar un suplemento de 40 páginas en el semanario El Temps titulado El reto de las universidades.

No es la partida de menor cuantía de esta batería de subvenciones. Empresa y Conocimiento decidió en 2016 dar más dinero a Climent por el encartado especial que a contribuir a la contratación de investigadores Ramón y Cajal en la Fundación Universitaria Balmes -  Universidad de Vic – Universidad Central de Cataluña. La ayuda a esta entidad fue de 3.453,96 euros y, de nuevo, fue para cubrir los trabajos de 2015.