Menú Buscar
Marc Grau, director del Metro de Barcelona.

CCOO lleva ahora a la dirección del Metro de Barcelona ante los tribunales

El sindicato denuncia a la empresa pública por el momento ante Inspección Laboral por incumplir las medidas de protección para las trabajadoras embarazadas

3 min

La sección sindical de CCOO de Catalunya en el Metro de Barcelona ha decidido llevar ante los tribunales a la cúpula de la compañía. La cuestión que ha propiciado una denuncia ante Inspección Laboral está al margen de la polémica negociación del nuevo convenio, en el que las posturas están enrocadas y hay una huelga convocada que coincide con la feria Alimentaria, se trata de un conflicto laboral paralelo. Afecta al cumplimiento de la empresa pública de las medidas legales de protección a las trabajadoras embarazadas.

El sindicato asegura que desde hace más de un año y medio negocia con la dirección cómo implementar un protocolo en el grupo que marque, entre otros, qué tareas no puede desempeñar una empleada embarazada, la protección ante situaciones de riesgo o, directamente, contemplar una baja específica. El problema es que el diálogo también ha llegado a un punto muerto y CCOO ha decidido ir un paso más allá.

Protocolos ampliamente aplicados

"Habíamos llegado al punto en que en algunas reuniones nos decían que ellos no podían evitar que las trabajadoras embarazadas sufrieran agresiones", explican los representantes de los trabajadores. Las mismas fuentes indican que los protocolos de este tipo se aplican de forma habitual en el sector público e incluso en empresas privadas, como El Corte Inglés.

Recuerdan que la ley marca que todos los grupos deben evaluar las tareas a las que debe hacer frente su plantilla de forma diaria y si los resultados "revelasen un riesgo para la seguridad y la salud, o una posible repercusión sobre el embarazo o la lactancia de las citadas trabajadoras, el empresario adoptará las medidas necesarias para evitar la exposición a dicho riesgo".

Vía judicial

"Hemos agotado los caminos de llegar a un acuerdo de buena voluntad", manifiestan interlocutores de CCOO. Su respuesta no se limitará a interponer la demanda ante Inspección Laboral, preparan una denuncia para denunciar la situación por la vía judicial que presentarán en las próximas semanas.

Metro de Barcelona está dirigido por Marc Grau, uno de los ejecutivos que participan en las negociaciones con la plantilla para intentar renovar el convenio colectivo.