Menú Buscar
El jefe de Gobierno de Andorra, Toni Martí (i), y el ministro de Finanzas, Jordi Cinca (d), con euros andorranos / FOTOMONTAJE CG

Caza de brujas del Gobierno de Andorra contra un numismático español

El Ejecutivo del Principado acusa de difamaciones y calumnias a Rubén Pulido, el líder de una de las principales casas de coleccionismo de Europa que denunció los abusos en la venta de euros del país

5 min

El Gobierno de Andorra, liderado por Toni Martí, no encaja demasiado bien las críticas. Ha decidido iniciar una causa legal contra el numismático español que denuncia desde hace más de un año los abusos en la venta de la moneda que ha sido acuñada en el Principado y que ha generado un mercado negro de más de tres millones de euros en el que podrían participar taxistas, policías e incluso los trabajadores de la aduana del país.

Rubén Pulido, director y gerente de una de las principales casas numismáticas de Europa, la andaluza PuliFil, recibió una notificación a finales del pasado agosto, una citación de la Batllia andorrana para que fuera a declarar el 5 de septiembre. El Gobierno le había acusado de un “presunto delito de calumnias y difamación contra autoridad o funcionario” que se investiga en la Sección de Instrucción número 1 de una institución que equivale a los juzgados españoles, según la documentación remitida a la oficina de Jerez de la Frontera a la que ha tenido acceso Crónica Global.

Declaración en España

Los asesores legales del numismático, el bufete LBO Abogados y una firma del Principado, le recomendaron no declarar en la Batllia. Iniciaron una comisión rogatoria para que la declaración se tomara en España, una salvaguarda que le evitará quedarse en prisión hasta que se fije una fecha para el juicio definitivo. El proceso podría durar meses y no sería la primera ocasión en que se aplica la prisión provisional en estos términos, más si se tiene en cuenta que el acusado reside en otro país.

Por el momento, los tribunales andorranos no han fijado ninguna fecha para que tenga lugar la declaración desde una sala andaluza.

Los compañeros numismáticos de Pulido denuncian la caza de brujas que implica un proceso como el que se ha iniciado en Andorra. Lamentan la actitud del Gobierno, más si se tiene en cuenta que el propio acusado se reunió con el polémico ministro de Finanzas, Jordi Cinca, en primavera para explicarle el mercado negro que se había generado alrededor de las emisiones de euros del Principado, y estuvieron hablando de medidas que se podrían implementar desde el Ejecutivo para intentar frenar la situación.

Subastas de casi 400 euros por un paquete de 3,88

Pero todas las promesas que asegura que le hizo Cinca han caído en saco roto. Los euros andorranos aún se venden sin control por parte del Ejecutivo por todo tipo de plataformas que multiplican exponencialmente el precio. Cuanto más tiempo pasa, mayor es el coste de las monedas para los coleccionistas y se ha llegado a situaciones surrealistas en las que un paquete valorado en 3,88 euros, en lugar de costar los 24 euros marcados como precio de venta oficial para los no andorranos se subasta por casi 400 euros.

Emisiones en negro de euros andorranos / CG

Emisiones en negro de euros andorranos / CG

Los numismáticos, que se unieron en la plataforma Coin Collectors & Professionals Outraged by Andorra (CCPOA), han pedido en múltiples ocasiones al Gobierno de Martí que realice nuevas emisiones públicas con reservas específicas para los profesionales que fueran suficientes para atender a la demanda que existe. Es una forma sencilla, según su punto de vista, de terminar con las ofertas abusivas y el mercado negro que genera esta actividad. Incluso han informado de este hecho ilegal ante la Comisión Europea, la que autorizó a Andorra, un país no comunitario, a emitir euros.

Por el momento, la única respuesta real del Gobierno de Andorra ha sido la acusación a Pulido de calumniar y difamar contra los máximos ejecutivos del país.