Menú Buscar
Toni Comín (i), consejero de Salud catalán, junto a Josep Maria Argimont (d), subdirector del CatSalut y los logos de las dos empresas catalanas de oxigenoterapia.

CatSalut compromete el futuro de las empresas catalanas de terapia respiratoria

La adjudicación provisional de un concurso público de 450 millones para 10 años deja sin trabajo a Esteve y Oxigen Salut

Carlos Ballfugó
02.08.2016 23:12 h.
3 min

El concurso público abierto por la Generalitat para adjudicar el servicio de terapias respiratorias a domicilio, que se ha disparado en los últimos años por el incremento de las insuficiencias derivadas de tabaquismo, deja en una situación muy complicada a las empresas catalanas del sector, alertan profesionales cercanos al CatSalut. La adjudicación provisional compromete el futuro de las dos empresas que se han presentado al concurso y que han quedado fuera.

Se trata del laboratorio farmacéutico Esteve y Oxigen Salut, la compañía que ofrece servicios tanto sanitarios como industriales relacionados con el oxígeno que fundó la familia Blanco en la década de 1970. Ambos cuentan con una larga experiencia en el sector, destacan los mismos interlocutores.

Esteve, alianza con el gigante Taijin

Esteve gestionaba hasta ahora cuatro lotes de los 18 en los que se organizan los servicios de oxigenoterapia en Cataluña. Entró en el negocio en 2008 de la mano de la japonesa Taijin, un gigante del pharma que opera en todo el planeta. La alianza actualmente da empleo a 140 personas.

En la licitación anterior fue objeto de críticas porque no trabajaba específicamente para ofrecer terapias respiratorias. Con todo, el nivel del servicio que ha ofrecido hasta la fecha a 50.000 pacientes en toda Cataluña disipa cualquier duda sobre su operatividad, indican otros interlocutores de la Consejería de Salud, encabezada por Toni Comín.

La polémica adjudicación inicial, que ha provocado una alerta en el sector sobre el supuesto dumping (ofrecer precios que no cubren el coste del servicio para eliminar la competencia) en que incurrirían los licitantes que han ganado, le deja sin carga de trabajo. 

Empresa familiar

Oxigen Salut es otro de los operarios destacados en Cataluña. Gestiona cuatro de los 18 lotes, lo que implica proporcionar oxígeno a 35.000 enfermos en su casa. Da empleo a un centenar de personas.

En el nuevo reparto de la concesión solo ha recibido un encargo, destacan los mismos interlocutores. Además, se trata del más complejo (y con menos rentabilidad) por una cuestión geográfica: el ámbito del Alto Pirineo-Valle de Arán cubre mucho territorio, de difícil acceso y los núcleos de población están dispersos. La pérdida de concesiones implicaría quedarse sin el 80% de su trabajo actual. 

Adjudicación provisional

Este escenario aún no es el definitivo. La mesa que gestiona el concurso público hizo una primera adjudicación provisional hace 15 días y ahora está a la espera de que las dos empresas vencedoras, la alemana Linde y la italiana Vivisol, justifiquen sus plicas.

La polémica surge en torno al coste del servicio, que se ha rebajado hasta el 30% cuando los propios pliegues de condiciones del contrato dejaban claro que cualquier reducción que superara el 10% se consideraba temeraria.

Los profesionales vinculados con la oxigenoterapia alertan de las consecuencias que puede tener una licitación que solo contemple la partida económica y no blinde la calidad del servicio. Especialmente, porque el contrato durará 10 años y movilizará 450 millones de las arcas catalanas.