Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Participantes en la presentación de ManpowerGroup sobre el análisis y las perspectivas de futuro del empleo en Cataluña / MANPOWER

Cataluña recuperará el nivel medio de empleo pre-Covid en 2022

Un informe del grupo Manpower estima la creación de 188.000 puestos nuevos, aunque la quina ola podría afectar a la recuperación del mercado laboral

5 min

Un informe del grupo Manpower, especializado en estrategia de talento y gestión de recursos humanos, prevé una recuperación del nivel medio de empleo anterior al Covid-19 en Cataluña en 2022. La compañía ha analizado la situación de la ocupación en la comunidad catalana y prevé la creación de 85.000 puestos nuevos este 2021 y unos 102.000 el próximo año, lo que supondría un crecimiento del 3% respecto a 2020.

Así lo ha concluido un análisis liderado por el profesor Josep Oliver, catedrático emérito de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), que ha expuesto los resultados obtenidos en un encuentro virtual esta mañana. Lo han acompañado Manu Solís, director general de Manpower, y Carles Pitart, de Manpower Cataluña.

Amenaza de la quinta ola

Este estudio ha tenido en cuenta la recuperación iniciada en el segundo trimestre de 2021, así como el buen ritmo de vacunación y las perspectivas positivas de crecimiento del PIB en la Unión Europea, entre otros factores. De este modo, presentan unas expectativas de futuro al alza, aunque la quinta ola podría retrasar esta recuperación.

“Las previsiones que tenemos son sólidas aunque pueden retrasarse algunas semanas, no mucho más”, ha asegurado Josep Oliver, que ha subrayado que “en septiembre se debería entrar en una fase de crecimiento”. Aun así, el profesor es consciente de la amenaza de esta quinta ola que afecta duramente a Cataluña, por lo que sostiene que “si fuera muy severa, algunos de los datos de 2021 deberían ser corregidos”.

Los sectores más perjudicados

El informe muestra que los sectores más afectados por la crisis derivada de la pandemia han sido la hostelería, el comercio, los transportes y el entretenimiento. “Estos aportaban el 33% de la ocupación en 2019, mientras que han contribuido con el 75% del empleo perdido durante esta crisis”, sostiene Oliver.

No obstante, ha destacado que el sector servicios será el que aporte más de un tercio de los nuevos empleos creados entre este año y el próximo. De este modo, 139.000 puestos de los 188.000 que se prevén de cara a 2022 se corresponderán al sector terciario. En concreto, prevén que la hostelería –una de las principales perjudicadas– crezca un 4,7%.

Importancia de la digitalización

Por su parte, el director Manu Solís ha querido destacar la importancia de la digitalización en la recuperación de empleo, pues sostiene que con ella “hemos avanzado en poco meses lo que estaba previsto en más de diez años”. De este modo, sostiene que “el 86% de las empresas que aceleraron su proceso de digitalización durante la pandemia crearon empleo o, al menos, no lo destruyeron”.

Por otro lado, ha remarcado el cambio en las habilidades de los trabajadores. Y es que, después del Covid-19, “el 75% de perfiles demandados requiere un nivel formativo alto y hasta un 17%, un nivel formativo medio”, apunta el director de Manpower. En este sentido, apunta que “solo el 1,7% de las posiciones ofertadas en los próximos años a nivel nacional no requerirán de formación específica”.

Mujeres, jóvenes e inmigrantes

La mejora del empleo que prevé la compañía tras este informe se centra en la mejora de los asalariados –un 2,9% anual–, mientras que los autónomos aumentarían en menor medida –un 2,3% de media–. Entre los primeros, serían los trabajadores temporales los que aumentarían por encima de la media –un 4,9%–, mientras que los indefinidos lo harían en un 2,3%.  

Otro dato a destacar es que, mientras la crisis ocupacional del Covid-19 ha afectado en mayor parte a jóvenes, mujeres e inmigrantes, las previsiones para el próximo año apuntan a un repunte de estos. En este sentido, la ocupación femenina aumentaría un 2,9%, la de personas de 35 años o mayores lo haría en un 3%, la de niveles de estudios medios o altos un 3,1% y la de inmigrantes un 4,5%.