Menú Buscar
Varios turistas ante la Sagrada Familia de Barcelona, en Cataluña / EFE

Cataluña lideró la llegada de turistas internacionales a España en 2019

El país registró un nuevo récord histórico con 83,7 millones de visitantes, mientras los archipiélagos notan la quiebra de Thomas Cook

3 min

Cataluña lideró la llegada de turistas internacionales a España en 2019 con un total de 19,4 millones de personas. El dato supone una cuota del 23,1% de personas que visitaron el país, que registró un nuevo récord histórico con 83,7 millones de turistas.

Los 19,4 millones de turistas que llegaron a Cataluña el año pasado suponen un repunte del 0,8% más que en 2018, según los datos difundidos este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que ya adelantó la Generalitat. Los números reflejan la estabilización en la entrada de visitantes después de que se haya superado la caída del 0,1% registrada un año antes. La comunidad autónoma también fue la que más cuota del gasto recibió, con 31.325 millones de euros, el 4,1% más.

Caída en los archipiélagos

Tras Cataluña se sitúa Baleares, con 13,7 millones de turistas internacionales, aunque cae el 1,2% con respecto a 2018. También se deja visitantes por el camino Canarias, que recibió 13,1 millones de personas, el 4,4% menos. Hay que tener en cuenta que ambos archipiélagos han sido los más azotados por la quiebra de Thomas Cook.

El récord de turistas internacionales en España tuvo lugar a pesar de la caída de los principales mercados emisores, como Reino Unido, Alemania o Francia, que se compensó con el crecimiento de turistas procedentes de zonas como Estados Unidos y Asia.

Sube el gasto

Durante 2019, los turistas extranjeros que visitaron España gastaron 92.278 millones de euros, nuevo máximo histórico y cifra el 2,8% superior a la de 2018, según la encuesta de gasto turístico (Egatur) publicada este lunes también por el INE.

La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, celebra "las buenas cifras con las que ha cerrado 2019 alcanzando un nuevo récord en llegada de turistas internacionales y en gasto y mostrando el dinamismo del turismo en un año no exento de dificultades como el Brexit y la quiebra de Thomas Cook".