Menú Buscar
El 'Oasis of the Seas', el crucero más grande del mundo, en el puerto de Barcelona en una imagen de archivo / EFE

Cataluña aplicará una tasa turística a los cruceristas aunque no pernocten

Los Presupuestos pactados entre JxSí y la CUP incluyen un pseudoimpuesto para grandes fortunas y una subida del ITP para pisos de más de un millón de euros

4 min

El Gobierno catalán y la CUP han pactado reformar el impuesto sobre establecimientos turísticos, la tasa turística, para que afecte a los cruceristas, con independencia de las horas que pasan en Cataluña.

No obstante, habrá una tarifa diferente para aquellos que pasan más de 12 horas y otra, de nueva creación, para quienes pasan menos de 12 horas, de 0,65 euros por pernoctación. Hasta ahora, en Barcelona los cruceristas solo pagaban tasa si pasaban más de dos noches en los muelles de la ciudad.

"Activos no productivos"

También se va a crear un nuevo impuesto sobre "activos no productivos", como bienes inmuebles, embarcaciones, coches de lujo y aeronaves que están a nombre de personas jurídicas pero que no se usan para actividades económicas, sino con fines particulares.

Estas son algunas de las medidas fiscales acordadas entre el Govern y la CUP en el marco de la negociación de los presupuestos de la Generalitat para 2017, aunque se tramitará a través de una ley específica, según ha explicado el secretario de Hacienda del Govern, Lluís Salvadó.

Aunque el Govern insiste en que el gravamen sobre “activos no productivos” no es un impuesto a las grandes fortunas, porque Cataluña no tiene competencias para ello, en la práctica puede afectar a personas con rentas muy altas que incluyen bienes de este tipo a nombre de sociedades, aunque sean de uso particular, para evitar pagar el Impuesto de Patrimonio.

Las demandas de la CUP

Esta es la fórmula que ha hallado el Govern para atender la demanda de la CUP de crear un impuesto que gravara la riqueza y a las grandes fortunas y conseguir así su aval para continuar con la negociación de los presupuestos de 2017.

El impuesto busca acabar con prácticas fraudulentas como el uso particular de un piso por parte de un directivo, por ejemplo, cuando el inmueble está a nombre de una empresa.

Las compras de pisos

Más allá de este nuevo impuesto, que el Govern quiere que entre en vigor en 2017, pero que no se ha incluido en la ley de acompañamiento, al no estar maduro todavía, el Govern y la CUP han acordado recuperar diversos impuestos, modificar algunos ya existentes o bien crear otros nuevos, como el impuesto sobre las bebidas con exceso de azúcar.

Todos estos cambios fiscales incluidos en la ley de acompañamiento aportarán unos 181 millones de euros adicionales al año cuando estén a pleno funcionamiento, a partir de 2018, y unos 121 millones ya en 2017.

Otra medida que afectará a las rentas altas es que el Govern elevará el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en Cataluña hasta el 11 % para aquellas compraventas de inmuebles con un valor de más de un millón de euros, o con el 5 % las compraventas de bienes como el oro.

Entre los impuestos que el Govern recuperará, están el de las nucleares, que espera que aporte unos 62 millones, y el de grandes establecimientos comerciales, con el que se deberían recaudar unos 17 millones, aunque no el de depósitos bancarios, que continúa estudiando cómo recuperarse.