Menú Buscar
Juan March, expresidente de Corporación Financiera Alba

Catalina, hija de Juan March, tensiona el ‘núcleo duro’ del clan mallorquín

La arquitecta aflora, al margen del pacto sindicado de su padre y tíos, el 4,27% de Corporación Financiera Alba, por el que en 2019 cobrará por separado un dividendo de 2,5 millones

14.12.2018 00:00 h.
6 min

El control del patrimonio de los March ha empezado a pasar de las manos de dos de los hijos de Juan March Servera, Juan y Carlos, a las de sus nietos, casi medio siglo después de que ambos hermanos se hicieran cargo del imperio familiar tras la prematura muerte de su padre, fallecido solo once años después de que lo hiciera Juan March Ordinas, el fundador de la aristocrática saga mallorquina.

A lo largo de estos 50 años todo ha estado atado y bien atado. Lo mismo que se pretende conseguir a partir de ahora con la entrada al mando, tanto de Banca March como de Corporación Financiera Alba (CFA) --el holding que aglutina las inversiones financieras del clan mallorquín--, de los dos Juanes. Los primos Juan March de la Lastra, hijo de Carlos March, y Juan March Juan, el pequeño de Juan March Delgado.

Control en Banca March, dispersión en Alba

Tanto Banca March, que celebrará su centenario en 2026, como el vehículo patrimonial Alba han estado bajo férreo control. Del banco son titulares de la totalidad de las acciones que componen el capital social los cuatro hermanos March Delgado. Además de Juan y Carlos, Leonor y Gloria.

En cambio, en la Corporación existe una mayor dispersión accionarial. Y un último movimiento, el protagonizado por Catalina March Juan, hija menor de Juan March Delgado y hermana de uno de los hereus, ha venido a enturbiar el apacible control del imperio de la saga mallorquina sobre este vehículo financiero valorado en más de 4.500 millones de euros, con el 5,3% en Naturgy convertido en el nuevo referente de la cartera tras la salida definitiva de ACS en 2017.

Paso al frente de la arquitecta Catalina March

La joven arquitecta, casada en 2011 con el italiano Tomasso Cremonesi, gestor de inversiones en la city londinense, acaba de aflorar, en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV​), el 4,27% de CFA.

Es la primera vez que uno de los ocho hijos --cinco de Juan March y tres de su hermano Carlos-- aparece con una participación en Alba al margen del pacto parasocial vigente.

Participación menguante

A través del acuerdo de sindicación, los March habían venido, poco a poco, menguando la participación del núcleo duro familiar en CFA. Y lo mismo ha sucedido con la que ostentaba en el holding la entidad financiera.

Ahora, con el trasvase de acciones a Catalina March, el anterior 20% que tenía la entidad financiera en la sociedad patrimonial ha quedado reducido al 15% --era del 32% en 2008--, en tanto que la acción concertada se ha visto diluida desde el anterior 65,18% al actual 61,87%.

La transmisión de acciones, en los estatutos

“No se establecen limitaciones a transmitir acciones de Corporación Financiera Alba propiedad de los firmantes, que pueden actuar con total libertad, si bien en el caso de las acciones propiedad de Banca March las decisiones quedan sometidas a los estatutos sociales y al pacto de sindicación”, se puede leer en el texto del acuerdo familiar alcanzado en junio de 2004, y posteriormente modificado en 2009 y 2014.

Desde el punto de vista económico, el movimiento supondrá que en 2019, a la hora de recibir el euro por acción del dividendo de Alba, la familia se repartirá casi 62 millones de euros, incluidos los 15 de Banca March, mientras que Catalina Thomàs March recibirá, por separado, casi 2,5 millones de euros.

En pleno traspaso de poderes

La alteración del statu quo de la familia mallorquina se produce en pleno traspaso de poderes. En 2015, Carlos March ya dejó la presidencia de Banca March a su hijo Juan March de la Lastra, y el pasado mes de junio, su hermano Juan sorprendía a todos, en la junta de accionistas de Corporación Financiera Alba, al no presentarse a la reelección del cargo y cesando como consejero a sus 78 años.

Tras la salida de Juan March de CFA, su sobrino Juan March de la Lastra quedó al frente, en calidad de vicepresidente, pero el consejo del pasado 12 de noviembre reordenaba el equilibrio entre las dos familias.

Juan March Lastra

Juan March de la Lastra, presidente de Banca March y vicepresidente de CFA

Compras familiares de Alba por 77 millones

Conforme a los estatutos y el reglamento del consejo, se establecían dos vicepresidencias. Junto a March de la Lastra, su primo Juan March Juan fue nombrado vicepresidente segundo.

Junto al movimiento de Catalina March, en los últimos días tanto su tío Carlos, como su primo Juan y, también, su hermano Juan March Juan, han comprado en el mercado 1,83 millones de acciones de Corporación Financiera Alba, por las que han pagado más de 77 millones de euros.