Menú Buscar
Un avión tipo Boeing 777 de American Airlines (AA), que ya recomienda evitar volar a Barcelona: el Catalexit dificultaría su operatividad / EFE

Las aerolíneas temen el 'brexit' catalán

La independencia unilateral provocaría un enredo de derechos, concesiones y permisos aéreos que fulminaría la conectividad de Barcelona

5 min

Las aerolíneas temen el brexit catalán o Catalexit Las compañías aéreas temen que una eventual declaración unilateral de independencia genere un auténtico enredo de derechos, concesiones y permisos que fulmine la conectividad aérea de los aeropuertos catalanes, con El Prat al frente.

"Hay dos escenarios. El primero es que el Gobierno catalán declare la secesión y ni el Gobierno ni ningún otro estado la reconozca. En este caso, los derechos y deberes que aplican a la aviación catalana seguirían siendo los nacionales", han explicado fuentes del mercado.

"El segundo escenario es peor. Una independencia no acordada provocaría un panorama similar al del brexit en el Reino Unido. La supuesta república quedaría fuera del cielo único europeo. Ello significaría el fin de la actual libertad para volar entre capitales europeas. Actualmente, sólo la capacidad y la rentabilidad son los límites. Una Cataluña fuera de la Unión Europea (UE) elevaría más barreras", han agregado.

Problemas por el 'brexit'

Es por ello, por ejemplo, que la operadora británica Easyjet ha montado una oficina en Viena (Austria): para retener los derechos de cabotaje o de vuelo dentro de la UE.

El movimiento no asegura, según han publicado medios del Reino Unido, que la aerolínea sea capaz de mantener operatividad y beneficios.

Algo similar ocurriría con el grupo IAG, con sede en Londres, al que conglomerados rivales europeos quieren negar los derechos de vuelo cuando el Reino Unido salga de la unión económica y monetaria en 2019.

Sin normas claras

Un portavoz de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) rechaza analizar el escenario de una Cataluña fuera de España, pero sí aporta información sobre el funcionamiento de la aviación comercial.

"La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) marca las normas generales de la industria. La Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) las reglamenta. Los estados miembros las aplican según las características de sus espacios aéreos", ha detallado.

"¿Qué normas aplicarían a un estado independiente que nadie reconoce? Podría ser un lugar al que las aerolíneas no pueden volar por seguridad".

Hay más. "El cielo europeo se organiza en bloques de tráfico que no siempre coinciden con los países. El proyecto de cielo único así lo estableció. Si un estado no es miembro de la UE ni tiene un acuerdo con Eurocontrol, quedaría fuera de ese espacio aéreo organizado de forma común. ¿Lo podría utilizar? Lo podría cruzar", ha remachado la misma fuente.

"Sin instituciones"

Una eventual Cataluña separada de España toparía con otro problema. "Una región no tiene instituciones con competencias para dar permisos de vuelo a aerolíneas. Sólo la Dirección General de Aviación Civil está facultada a hacerlo", ha recordado Federico Soto, profesor del Máster Universitario en Gestión de Empresas de Transporte Aéreo de la Universidad Europea.

"Cataluña no tiene compañías aérea propias desde la caída de Spanair. Y los vuelos entre, por ejemplo, Londres y Barcelona precisan del visto bueno de aeropuertos de ambos países y de un acuerdo bilateral si estás fuera de la UE", ha razonado Soto.

En una semana en la que American Airlines (AA) ya recomienda a sus turistas no volar al territorio, las dudas asaltan. ¿Perdería Barcelona conectividad aérea? "Es difícil de decir. Lo cierto es que es muy complicado que se sustancie la independencia. Y si lo hace, Cataluña carecería de instrumentos para gestionar su tráfico aéreo", ha concluido.