Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un edificio de viviendas en Sant Cugat del Vallès / EP

Los catalanes compraron 90.000 viviendas en 2021, el máximo en 14 años

Las compraventas continúan disparadas, aunque la inflación y los cambios regulatorios amenazan la construcción de nuevos inmuebles

6 min

Cataluña cerró 2021 con 89.000 compraventas de vivienda, lo que supone el máximo de los últimos 14 años. En un año, las transacciones se han disparado un 35%, según datos del Colegio de Registradores de la Propiedad presentados hoy por la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Catalunya (AIC) y el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI).

Luis Fabra, consejero delegado de la consultora de análisis inmobiliario Gamerin, ha avanzado que este año “no vamos a superar estas cifras”, aunque se va a seguir consolidando “en la primera mitad de 2022”. Asimismo, ha destacado que “los niveles de compraventas son especialmente elevados, pero sin crecimientos adicionales”, es decir, “se consolida la intensa demanda de vivienda”, pero no se esperan “crecimientos más intensos de los que hemos tenido”.

El freno inflacionario

Este ha sido uno de los datos revelados en la presentación del Informe sobre la recuperación del mercado inmobiliario catalán durante el conjunto del 2021, en el que se han analizado los datos autonómicos, incluyendo los del cuarto trimestre del año, ofrecidos en exclusiva por el Colegio de Registradores a los agentes inmobiliarios. Un acto en el que se han ofrecido previsiones y detallado los indicadores de la recuperación del mercado inmobiliario en Cataluña.

Fabra ha subrayado que actualmente se están iniciadas las obras de más de 15.000 viviendas, lo que supone ascender al máximo de los últimos 13 años, mientras que el número de hogares terminados se sitúa en su máximo de diez años. Sin embargo, la inflación se ha convertido en un obstáculo, ya que añade incertidumbre sobre los costes de construcción: para hipotecar un proyecto constructivo, se requieren unos niveles de preventa de en torno a un 60%, lo que obliga a cerrar un precio de venta dos o tres años antes de entregar las llaves, periodo en el que los costes se ven modificados.

Una grúa en un edificio en construcción en Barcelona / EP
Una grúa en un edificio en construcción en Barcelona / EP

Tres millones de hogares

Aunque según Fabra el contexto socioeconómico --en particular el mercado hipotecario-- está empujando favorablemente al mercado inmobiliario, especialmente el residencial”, hay actualmente 3.031.400 viviendas en Cataluña, tras un muy ligero crecimiento interanual del 0,4%. Sobre la evolución de los precios, los datos sugieren que el mercado se acercará próximamente a los precios máximos de los últimos años, momento en el que “puede dejar de crecer la intensidad de precios que estamos viviendo, excepto en vivienda nueva”.

Precisamente, la vivienda nueva “va ganando cuota de mercado” y representa un 18% de las compraventas. En cuanto al perfil de las viviendas, los inmuebles más grandes de Cataluña se venden en Sant Cugat del Vallès, con una media de unos 120 metros cuadrados, por delante de los cerca de 100 metros cuadrados de Rubí o El Vendrell, que se queda ligeramente por debajo del centenar.

Ayuntamiento de El Vendrell / STREET VIEW
Ayuntamiento de El Vendrell / STREET VIEW

Cae la oferta de alquiler

Los datos presentados hoy también coinciden con los publicados ayer por Idealista sobre la caída de la oferta de viviendas en alquiler. “La oferta de alquiler está descendiendo en Cataluña. Está por definir hacia dónde se consolida”, ha indicado Fabra, que ha recordado que ha habido muchos “cambios regulatorios en los últimos años”.

El alquiler medio en el conjunto de Cataluña ha retrocedido en el último año hasta los 738 euros, aunque continúa “cerca de los máximos de los últimos años”. También ha descendido el número de contratos de alquiler firmados en los dos últimos trimestres del año, que aún así se mantienen en niveles altos: de octubre a diciembre, se alquilaron 41.000 viviendas.

Falta obra nueva

Anna Puigdevall, directora general de la AIC, ha alertado de que "sigue faltando muchísima obra nueva", sobre todo en Barcelona, y ha valorado que "el precio de la vivienda ha tenido un crecimiento interanual, pero se va a estabilizar". Y ha destacado que el volumen del mercado es en estos momentos "muy grande", ya que asciende a unos 5.000 millones de euros.

También ha lanzado la previsión de que "los precios de alquiler van a volver a subir, a pesar de que tengamos el precio máximo", por la nueva oferta que vaya llegando al mercado y para la que se fije un precio nuevo. Por su parte, Gerard Duelo, presidente del COAPI, ha recordado que el nivel de inflación actual "es el más alto desde la creación de la Eurozona" y "empieza a ser preocupante", ya que "se ha producido una importante subida del euríbor en las últimas semanas", lo que puede provocar un impacto significativo en el mercado hipotecario y a su vez en el inmobiliario.