Menú Buscar
El director general de Supervisión, Mariano Herrera García-Canturri, y el director general adjunto de Supervisión, Pedro Comín Rodríguez

'Caso Bankia': dimiten los tres altos cargos del Banco de España imputados

Mariano Herrera, Pedro Comín y Pedro González renuncian para evitar que la investigación altere la función de supervisión de la entidad

3 min

Acción-reacción. Los tres altos cargos del Banco de España investigados en el caso Bankia por el juez Fernando Andreu han dimitido esta tarde, según ha informado el supervisor en un comunicado.

El director general de Supervisión, Mariano Herrera García-Canturri; el director general adjunto de Supervisión, Pedro Comín Rodríguez; y el director del departamento de Inspección IV, Pedro González González, han presentado la renuncia tras conocer su imputación, este lunes.

14 de febrero

La nota publicada por la institución bancaria explica que, "en sus escritos de renuncia, dirigidos al gobernador del Banco de España, expresan su deseo de no permanecer en sus cargos con el fin de que su citación para declarar como investigados en el procedimiento abierto en la Audiencia Nacional, en relación con la salida de Bankia a Bolsa en 2011, no afecte al desarrollo de las funciones de supervisión del Banco de España".

Dichas renuncias serán presentadas en la sesión de la comisión ejecutiva que tendrá lugar este martes, 14 de febrero.

Otros señalados

La dimisión se produce apenas unas horas después de que la Audiencia Nacional haya ordenado al juez instructor del caso Bankia, Fernando Andreu, que cite como investigados al exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez; al exsubgobernador Fernando Restoy, y al expresidente de la CNMV Julio Segura por las supuestas irregularidades en la salida a bolsa de la entidad.

Además, se solicitaba también la imputación de otros responsables del Banco de España como Jerónimo Martínez Tello, Javier Arístegui y los tres inspectores que han renunciado a sus puestos: Mariano Herrera, Pedro Comín y Pedro González.

Reiteradas advertencias

Según el escrito, todos ellos autorizaron la operación de la salida a Bolsa de Bankia "pese a las reiteradas advertencias del equipo de inspección del Banco de España" sobre la inviabilidad del grupo, y de que la solución "no debía ser aprobada, pues suponía grave perjuicio para accionistas, preferentistas y contribuyentes", que cifra en 15.000 millones de euros.