Menú Buscar
Ada Colau (c), alcaldesa de Barcelona, con el candidato de Unidas Podemos en Cataluña, Jaume Asens (i) y Jessica Albiach, líder en el Parlamento catalán (d) / EFE

La patronal ve un 'bluf' el veto a las casas de apuestas de Ada Colau

El Consejo Empresarial del Juego describe como "inocua" la moratoria de salones, bingos y casinos; la Generalitat enfatiza que las licencias son su competencia

7 min

La patronal ve poco menos que un bluf la moratoria de casas de apuestas impulsada por la alcaldesa Ada Colau en Barcelona. El Consejo Empresarial del Juego (CeJuego) ha explicado que la moratoria de aperturas de un año es "inocua", pues Cataluña ya cuenta con una ley autonómica de 2006 que limita a 147 los salones, bingos y casinos en la región.

En conversación con este medio, Alejandro Landaluce, director general de Cejuego, ha aclarado que el cerrojazo de nuevas licencias en Barcelona "les sorprendió por el desconocimiento del sistema que revela". Ha recordado que en Cataluña, a diferencia de la Comunidad de Madrid, no existe la figura de las casas de apuestas. "Puedes abrir solo zonas de apuestas en bingos, casinos o salones de juegos. Los permisos para estos establecimientos los concede la Generalitat de Cataluña y están limitados a 147 desde 2004", agregó. Por ello, la prohibición de abrir establecimientos de juegos de azar en la Ciudad Condal "tendrá un impacto residual". "Se ha hablado de crecimiento exponencial. En Cataluña y Barcelona ello es imposible: hay 147 licencias y ni una más. No hay espacio para crecer. Hay numerus clausus", ha señalado.

No recurrirá

Por todo ello y de momento, CeJuego no se plantea recurrir la moratoria de aperturas de Barcelona. "El crecimiento que puede limitar las medidas anunciadas por el Ayuntamiento es muy poco. Quizá hay espacio para abrir más bingos, pues este sector sufrió una crisis y se liberaron licencias. Pero el impacto será pequeño", ha destacado su director general. Donde sí discrepa la patronal es de las medidas complementarias al bloqueo de nuevas licencias, como la prohibición de colocar publicidad o el impulso de la lucha contra las adicciones en la contratación pública. "El juego es una actividad legal en España. Hace 40 años que lo es. De hecho, la llegada de la democracia permitió, también, legalizar el juego en España", ha defendido Landaluce.

casas apuestas barcelona
Imagen de la operación policial contra la presencia de menores en las casas de apuestas / EFE

¿Y los efectos sociales de este sector? "Recientemente se llevó a cabo una operación policial en 3.000 salas de juego de toda España, de las 3.500 totales. Pues bien, se encontraron menores en 28 de ellas. Entendemos la preocupación por proteger a la población menor de edad, pero se debe ser riguroso con las cifras", ha añadido la misma fuente. Ahondando en ello, el director general de CeJuego ha enfatizado que la encuesta Edades del Plan Nacional sobre Drogas revela que la tasa de ludopatía en España "es la tercera más baja de Europa".

Generalitat: "Las competencias son autonómicas"

A su vez, la vicepresidencia de Economía de la Generalitat de Cataluña confirmó que las competencias para expedir licencias para abrir salones, bingos y casinos en la región son del Govern. Según una portavoz, estos permisos están fijados en 147, y apenas hay espacio para crecer salvo en el segmento de bingos, donde quedan 25 autorizaciones sin cubrir. En el terreno de los casinos, solo queda una habilitación libre: la que tendrá Hard Rock International si finalmente acomete el proyecto de Centro Cultural y Recreativo (CRT) de Tarragona, el antiguo Barcelona World. ¿Puede el Ayuntamiento limitar las licencias? Según Economía sí, aunque en el marco de sus competencias, esto es, en el último paso para abrir una sala de juegos: la comunicación de la licencia de obras y actividad.

casas apuestas barcelona
Un salón de bingo y apuestas en Barcelona / Click&Play

Mucho menos claro está que el Gobierno catalán se plantee modificar las limitaciones existentes para aperturar un salón de juegos de azar, tal y como exigió el Ayuntamiento de Barcelona ayer. Según el departamento que dirige Pere Aragonès (ERC), hasta ahora la legislación fija distancias de 1.000 metros cuadrados entre sala y sala, y de 100 lineales entre centros educativos o sanitarios y estos negocios. Entiende Economía que la posible "ilegalización" de algunos establecimientos --como describió ayer Janet Sanz, que utilizó las palabras "fuera de la ley" para negocios existentes-- se enmarca en un proceso de estudio municipal. De nuevo, las competencias son del Govern, no del Ayuntamiento.

Abogados: "Ya no se pedían licencias"

Fuentes del sector fueron mucho más críticas con el anuncio del gobierno de Ada Colau de limitar la apertura de las salas de juego y apuestas. "Es una medida que no se entiende. ¡Si nadie abría salas de juego hasta ahora! En Barcelona hay muy pocas", defienden. Se refieren los expertos al diferencial que presentan Barcelona y Madrid. La Ciudad Condal tiene activas 53 licencias. La capital presentaba hasta 370 en junio, tal y como avanzó ABC. La ratio capitalina es pues mucho mayor. ¿Por qué? "En Barcelona ya casi nadie pide abrir casinos y salas. Hay las que hay y no se pueden abrir más. Está muy limitado por normativa", explican. Se refieren al techo de 147 bingos y salones, sí, pero también a los planes de usos de distritos y barrios. "Si ahora quieres abrir un salón de apuestas en el Eixample no puedes. Está muy acotado por los planes de uso", señalaron. ¿Para qué sirve el anuncio de Colau de ayer? "Para zonas como Nou Barris, por ejemplo, donde la normativa es aún flexible. La periferia de la ciudad".

Voces jurídicas criticaron también el anuncio e hicieron hincapié en la "falta de seguridad jurídica" que provoca. "El Ayuntamiento se puede meter en un problema gordo si intenta cerrar una sala de juego que ya opera y, además, sin competencias para ello. Se pueden ver en los tribunales", defendieron.