Menú Buscar
La factoría de Casa Tarradellas en la localidad de Gurb / CG

Casa Tarradellas alcanza 400 millones en fondos propios

La empresa es una fortaleza financiera que ha erigido a su propietario en uno de los ciudadanos más acaudalados de Cataluña

4 min

Casa Tarradellas, de Gurb, ha cerrado sus cuentas de 2019 con un volumen de recursos propios (capital más reservas) del orden de los 400 millones de euros. No abundan por estas latitudes las firmas que alcanzan semejante nivel de capitalización.

A la consecución de ese hito ha contribuido la sana política que sigue la casa desde su fundación, consistente en destinar todos los excedentes a reservas, a fin de robustecer su patrimonio neto.

Plantilla

El grupo alimentario pertenece a Josep Terradellas Arcarons. Desde hace muchos años es la mayor compañía en ventas de la comarca de Osona, en la Cataluña central. También es la que más empleo genera en la zona, con casi 1.800 trabajadores.

El pasado diciembre, Casa Tarradellas dio el campanazo al anunciar la compra del 60% de la cárnica Herta, perteneciente a Nestlé. El importe de la transacción suma 400 millones, que incluyen la deuda asumida. Nestlé mantiene el restante 40%.

Dependencia de la distribución

Este movimiento supone un salto de gigante para la firma catalana. En efecto, Herta le aporta una facturación de 700 millones y una destacada presencia en media docena de países europeos.

Hasta ahora, el 91% del negocio de Tarradellas está centrado en el mercado interior. Además, tiene una fuerte subordinación a Mercadona y otras cadenas de distribución.

Salto exterior

Con la integración de Herta, diversifica e internacionaliza sus actividades de golpe. Asimismo, su cifra de negocio se dispara nada menos que un 75%.

Las cuentas de Tarradellas de 2019 están pendientes del cierre definitivo. Las del año anterior, acaban de depositarse en el Registro Mercantil con notable retraso sobre el plazo reglamentario.

Resultados

Los ingresos netos suben de 908 a 928 millones, casi a un tiro de piedra del redondo listón de los 1.000 millones. El flujo de caja roza los 50 millones y el beneficio final pasa de 24,3 a 24,8 millones.

Quizás lo más sobresaliente de la empresa es su extraordinaria robustez. Casa Tarradellas no debe un céntimo a los bancos. Sus fondos propios, al cierre de 2018, estaban situados en 373 millones, sobre un balance total de 449 millones. La tesorería líquida rebasa con largueza los 110 millones.

CASA TARRADELLAS EN CIFRAS (En millones de euros)
Año Ventas Beneficio
2018 928 24,8
2017 908 24,3
2016 876 23,5
2015 854 23,1

Del Espetec a las pizzas

Casa Tarradellas fue fundada en 1976 por Josep Terradellas, que arrancó prácticamente de cero. Su primer logro fue la creación del Espetec, un producto que dio a conocer en toda España.

En 1997 propinó su segundo gran golpe: el lanzamiento de pizzas frescas, que hoy se pueden encontrar en las estanterías de la inmensa mayoría de los supermercados. El tercer éxito residió en introducirse como proveedor de Mercadona, con lo que logró acceso a la firma líder del sector de la distribución.

12 factorías

Josep Terradellas es un empresario de nulo perfil periodístico. Nunca ha concedido una entrevista y huye de los medios como de la peste.

Casa Tarradellas tiene 12 fábricas en Osona, así como un molino de harina, un almacén de trigo y una planta de reciclaje y extrusión de plástico.

El consejo de administración que rige la compañía es de estricto corte familiar. Lo componen Josep Terradellas, presidente; más su esposa Anna Falgueras Masramón, vicepresidenta; y los tres hijos Anna, Josep y Núria Terradellas Falgueras. De secretario ejerce Conrad Blanch Fors. La paga conjunta de los administradores subió de 1 a 1,2 millones en 2018.