Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una visitante en la nueva experiencia inmersiva de la Casa Batlló, que reabre este viernes. / EFE

La Casa Batlló reabre con una experiencia inmersiva

A través de ‘10D Experience’, los visitantes podrán realizar "un viaje" por la mente del arquitecto Antoni Gaudí a partir de este viernes

5 min

La Casa Batlló vuelve a abrir sus puertas con una experiencia inmersiva que permitirá a los visitantes realizar “un viaje” por la mente de su autor, el arquitecto Antoni Gaudí. Se trata de 10D Experience, que aterriza en el emblemático edificio del centro de Barcelona y se podrá disfrutar a partir de este viernes 14 de mayo.

El proyecto ha supuesto una inversión de 30 millones de euros, de los cuales 15 se han destinado a la restauración, instalaciones y mejoras de seguridad del edificio, y los otros 15 a instalaciones museográficas.

Tecnología de última generación

La inteligencia artificial, la realidad aumentada y el aprendizaje automático son algunos de los sistemas que utiliza la propuesta. En este sentido, 10D Experience cuenta con la tecnología más avanzada y de última generación, gracias a la cual logra llegar a los cinco sentidos de sus visitantes.

Para hacer esta experiencia multisensorial, se han incluido proyecciones volumétricas, sonido binaural, sensores de movimiento y espacios inmersivos. Estos apelan a sentidos como el gusto y el olfato y ofrecen sensaciones nuevas “nunca antes vividas”, según han informado los responsables de Casa Batlló en la presentación de este jueves.

Una visitante observa una de las salas de la nueva experiencia inmersiva multisensorial de la Casa Batlló. / EFE
Una visitante observa una de las salas de la nueva experiencia inmersiva multisensorial de la Casa Batlló. / EFE

‘Gaudí Dôme’ y ‘Gaudí Cube’

La experiencia ocupa 2.000 metros cuadrados del edificio modernista a través de dos nuevas salas inmersivas: Gaudí Dôme y Gaudí Cube. La primera, creada por Miguel Alonso, es un espacio con una cúpula de más de mil pantallas, 21 canales de audio y un video mapping, que muestran el origen de la inspiración de Antoni Gaudí desde su infancia.

La segunda, presenta la obra del artista Refik Anadol: un cubo led de seis caras que permite entrar “en la mente de Gaudí” y descubrir cómo el arquitecto percibía e interpretaba las formas y estructuras de la naturaleza para poder incorporarlas en sus obras.

Cuadros mágicos y tecnologías invisibles

Otra novedad de la reapertura de Casa Batlló son unos “cuadros mágicos” en las paredes. A primera vista aparentan ser estáticos, pero “cobrarán vida” a medida que los visitantes se acerquen. Esto sucede gracias a los microsensores de movimiento que tienen ocultos, los cuales activan unas producciones cinematográficas que reproducen el pasado de la familia Gaudí y la historia del edificio.

Por otro lado, el público podrá disfrutar de una multitud de instalaciones fugaces a lo largo del recorrido. Estas están hechas con tecnologías ecológicas e invisibles y recrean mitos, leyendas, recuerdos y anécdotas de la Casa Batlló. Además, en esta nueva exposición destaca una escalera flotante de 13 toneladas de mármol pulido que se encuentra suspendida en el aire, diseñada por el estudio inglés Ancient & Modern Chesneys Architectual.

Una visitante ante una de las salas de la experiencia inmersiva '10D Experience' de la Casa Batlló. / EFE
Una visitante ante una de las salas de la experiencia inmersiva '10D Experience' de la Casa Batlló. / EFE

Una experiencia personal

Gary Gautier, director general de la Casa Batlló, es consciente de que no todos los visitantes son iguales. Por ello, la tecnología se adapta a cada uno de ellos y “se ha diseñado una experiencia que se amolda al ritmo de visita e intereses de cada persona, interactuando con ella y mostrando tanto como ella quiera ver”, explica.

En este sentido, Gautier apunta que “el público tendrá acceso a una experiencia sorprendente, emocionante y divertida para todas las edades, en la que descubrirá la belleza de Casa Batlló”. Además, el rigor por “preservar el valor universal de esta obra Patrimonio Mundial junto con la creatividad y la innovación tecnológica han sido nuestra paleta de pintura para diseñar la muestra más inmersiva del mundo", añade.