Menú Buscar
El profesor Jordi Canals (IESE) y el director general del Banco de Pagos Internacionales, Jaime Caruana, en Barcelona / CG

Caruana alerta de que los altos niveles de déficit público pueden entorpecer la recuperación

Un repunte excesivo de la inflación, la amenaza del proteccionismo y una falta de inversiones pueden poner en riesgo un crecimiento sostenido, según el director general del BIS

3 min

La recuperación económica es una realidad débil que puede verse frenada por varios factores. Los altos niveles de déficit público son uno de los más preocupantes para Jaime Caruana, el director general del Banco de Pagos Internacionales (BIS por sus siglas en inglés). Así lo ha expresado este lunes en una análisis que ha hecho en la escuela de negocios IESE de Barcelona sobre la gestión de la crisis financiera.

“La deuda pública es muy difícil de contener, y cada país tiene que estudiar su situación particular”, ha dicho. Existen varios factores que pueden poner en riesgo un crecimiento económico sostenido tras la crisis de 2009. El aumento de precios que ha empezado puede crear una situación de inflación excesiva.

Aumentar el componente de inversión en una recuperación que se ha basado hasta ahora en el consumo es otro de los riesgos que ve Caruana. A estos dos se suman la amenaza del proteccionismo y cómo evolucione la maduración de los ciclos financieros de las economías emergentes, como Brasil y China.

Reformas estructurales

Es por estas amenazas que el director general del BIS cree que hay que “aprovechar los vientos favorables para reforzar la resistencia y la capacidad de adaptarse a largo plazo. Hasta ahora, y, sobre todo, en la primera época de la crisis, las reformas se han concentrado en la política monetaria, que se ha “usado en exceso”.

Lo que se necesita ahora, según Caruana, son reformas estructurales a largo plazo para impulsar la productividad. “Consideramos que habrá baches; nunca se han tomado tantas medidas monetarias tan intensas en tan poco tiempo”, ha explicado. Para completar el ajuste, ha dicho, se necesita reeducar y redistribuir la actividad económica.

Capitalización de la banca

La banca es uno de los sectores que ha llegado a su objetivo principal, con la ayuda de las administraciones: conseguir capital. El nivel que tienen ahora está “muy por encima” de lo que establecen los acuerdos de Basilea III, un conjunto de propuestas de regulación bancaria impulsado en 2010. Si continúa creciendo el crédito, ha dicho, se facilitará el acceso al crédito.