¿Tiene capacidad operativa la Guardia Civil para tomar el control de El Prat?

Los propios vigilantes y la AUGC recuerdan horas antes de la nueva votación que el instituto armado "carece de personal y conocimientos" para dirigir los filtros del aeropuerto de Barcelona

5 min
Un agente de la Guardia Civil, ante un arco de seguridad del aeropuerto de El Prat el viernes / EFE
12.08.2017 00:00 h.

Dudas sobre la capacidad operativa de la Guardia Civil para tomar los controles de seguridad de El Prat si continúa la huelga. Vigilantes y la Asociación Unificada de la Guardia Civil (Augc) recuerdan que el instituto armado "tiene déficit de personal" y "carece de los conocimientos" para dirigir los filtros.

Así lo ve Juan Fernández, portavoz de la agrupación de la Benemérita. "¿Tiene el cuerpo capacidad? Rotundamente no. Hacen falta muchos más agentes de los 300 que hay en el aeropuerto. Se precisan efectivos con formación en rayos X, escáner, filtraje de pasajeros, pasaportes, mercancías y divisas. Esto es, legislación específica", recuerda.

"El despliegue requeriría una comisión de servicio para un mínimo de 300 agentes que ya trabajan en otros aeropuertos y que sí tienen esta formación. Tomar el control de los arcos de El Prat podría dejar desprotegidos otras instalaciones", ha agregado el representante.

"Sólo dos departamentos"

Fuentes cercanas a la vigilancia de Eulen en El Prat también dudan de que ésta sea la solución. "La Guardia Civil tiene agentes formados en escáner en fiscal, las aduanas, y en el Sistema de Inspección de Equipaje en Bodega (Sieb). Unos 20 agentes del total de 300 que tiene el cuerpo en el aeropuerto", indican.

¿Podría el instituto armado formar a más agentes? "Los cursos duran semanas. Un empleado tiene que saber discernir entre diferentes materiales. Eso sin contar los controles de calidad de la Unión Europea, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) y Eulen, la concesionaria del servicio. Cuelan falsos explosivos, poir ejemplo, para verificar la eficacia del sistema".

"Además, la normativa es muy específica. Sólo un porcentaje muy reducido de agentes la conoce", abundan.

La solución, el acuerdo

Ante esta situación, Fomento e Interior optaron ayer, viernes 11 de agosto, por la solución más prudente. Públicamente anunciaron que habrían la vía del laudo arbitral mientras llamaban a repetir la asamblea de trabajadores del jueves que rechazó la propuesta de mediación de la Generalitat de Cataluña.

En privado, lnterior publicó una comisión de servicio voluntaria. La orden permite a agentes de toda España venir a desempeñar sus tareas al aeropuerto de Barcelona con el viaje y las dietas pagadas. Los efectivos que se sumen reforzarán los arcos de seguridad y controlarán que se cumplan los servicios mínimos. Pero la tarea principal seguirá en manos de Eulen.

"La opción de militarizar los filtros no es viable. Parece un trabajo sencillo, pero es un caso similar al de los controladores aéreos de 2010: se trata de puestos que requieren conocimientos técnicos. No puedes poner a un agente de a pie a identificar orgánicos, que son los tejidos de los explosivos y las drogas", ha señalado un portavoz de UGT.

Voto el domingo

La solución a este conflicto podría llegar el domingo. Como avanzó Crónica Global, el comité de huelga ha llamado a los vigilantes a votar la propuesta de la mediación de la Consejería de Trabajo de 11:00 a 15:00 y de 16:00 a 18:00 horas en el Casal Cívic Delta, en El Prat de Llobregat.

Esta vez, y para evitar confusiones, sólo habrá dos papeletas: sí o no a la resolución de Trabajo.

El departamento de la consellera Dolors Bassa propone un plus de 200 euros y 12 pagas a los trabajadores para acabar con las movilizaciones en el segundo mayor aeropuerto español. La salida la respaldan el Gobierno y Eulen.

Nuevo paro

La votación coincidirá con otra jornada de paros parciales en el aeropuerto de El Prat, la quinta desde que el conflicto arrancó el pasado 24 de julio con una huelga de celo.

Si la mayoría de los 400 vigilantes avalan la solución al conflicto, se desconvocarán las protestas. Si deciden lo contrario, comenzará una huelga del 100% e indefinida el lunes.

En este último escenario, el Gobierno designaría a un mediador, que pergeñaría y publicaría un laudo arbitral de obligado cumplimiento para todas las partes.

¿Quiere hacer un comentario?