Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Joan Canadell, presidente de la Cámara de Barcelona, una de las trece cámaras catalanas de comercio / EP

Canadell reclama el traspaso de las autopistas catalanas para la Generalitat

La Cámara de Comercio pide que el Gobierno ceda la titularidad tras el fin de las concesiones e insiste en la viñeta para financiar el mantenimiento

3 min

La Cámara de Comercio de Barcelona ha reclamado el traspaso a la Generalitat de las autopistas catalanas de titularidad estatal aprovechando el fin de las últimas concesiones en 2021. La institución, presidida por el independentista Joan Canadell, ha instado ha establecer un sistema de pago único en línea con la euroviñeta, reivindicación histórica de la Consejería de Territorio.

La intención de la Cámara con el nuevo sistema tarifario es que “quien usa, paga, y quien contamina, paga”. En un comunicado emitido este martes, el ente apuesta por sustituir el actual modelo de peajes por el pago de un canon fijo que sirva como vía de financiación de la red. Según las previsiones de Territorio, este sistema de viñeta aportaría 1.000 millones de ingresos anuales, de los que 300 corresponderían al tráfico externo.

Vieja reivindicación

El sistema de viñeta catalán es una reivindicación desde los tiempos de Santi Vila al frente de la Consejería de Territorio. Ya en 2013 la Generalitat se mostró partidaria del sistema, en línea con la euroviñeta que se utiliza en varios países de la UE, pese a la oposición que mostraron entonces los transportistas. Ya el pasado verano el Govern aceleró en la preparación de un sistema para asegurarse el cobro por el uso de las autopistas y se ofreció al Gobierno como banco de pruebas.

Una de las autopistas de Cataluña que dan acceso a Barcelona / EUROPA PRESS
Una de las autopistas de Cataluña que dan acceso a Barcelona / EUROPA PRESS

La viñeta catalana tal y como la ha confeccionado la Generalitat funcionaría como un sistema de tarifa plana con dos variantes, una para residentes y otra para quienes hagan un uso coyuntural. Los cálculos de Territorio son de entre 60 y 70 euros anuales para la primera y de 1.275 a 1.700 euros para camiones grandes.

Modelo vasco

Según la Cámara, que reclama la titularidad de las pistas para la Generalitat al estilo del País Vasco, este modelo de viñeta se debería extender al resto de autopistas españolas para “eliminar desequilibrios territoriales”.

Las pistas que se liberan de concesión en 2021 son la AP-2 Zaragoza-Mediterráneo, la AP-7 Montmeló-La Junquera, la AP-7 Barcelona-Tarragona, la AP-8 Montmeló-El Papiol y la AP-7 Tarragona-Valencia. También lo harán las que ya están bajo control de la Generalitat, como la C-31/C-32 Montgat-Palafolls y la C-33 Barcelona-Montmeló.