Menú Buscar
El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, y la responsable de las consultas, Mónica Roca / EP

Canadell intenta mandar un mensaje de despolitización en su segunda consulta

La dirección independentista de la Cámara de Comercio de Barcelona pregunta ahora sobre las dificultades en encontrar personal preparado

4 min

La dirección independentista de la Cámara de Comercio de Barcelona, encabezada por Joan Canadell, intenta reforzar la idea de que su programa de consultas a los asociados es transversal al lanzar una segunda encuesta sin matices políticos. En esta ocasión, preguntarán sobre la dificultad de captar a personal cualificado en el mercado laboral catalán.

Se ha abierto este viernes y discurrirá de forma paralela a la primera iniciativa que lanzó el equipo de Eines de País, surgido de la ANC, hace tan sólo una semana. En este caso, la politización de la pregunta fue meridianamente calara. “¿Cuáles cree que serían las consecuencias económicas para su empresa en caso de un Cataluña con estado propio integrado en la Unión Europea?”, inquirió la Cámara en la iniciativa que abrió las Consultas Cambra. Se planteó a pocos días de que se conozca la sentencia del caso del 1-O, cuando se han convocado de nuevo movilizaciones de carácter independentista y el presidente de la institución empresarial ha hecho un llamamiento a la huelga como protesta.

Malestar por la politización

Los portavoces de la organización empresarial comunicaron que hasta mediados de la semana en curso habían recogido ya unas 1.000 respuestas. La participación estará abierto a lo largo de las próximas semanas, aunque se comunicarán los resultados parciales. Igualmente, se podrá participar en la nueva consulta durante un mes.

José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España / EFE
José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España / EFE

El cuestionario inicial ha impulsado el malestar que muestran los ejecutivos más críticos con Canadell y que piden neutralidad política en la Cámara de Comercio de Barcelona. De forma especial entre los representantes en el pleno que salieron de las listas de Pimec y Enric Crous, Carles Tusquets, Ramón Masià, las patronales y las empresas de mayor aportación, las más incómodas con posicionamientos independentistas como la declaración institucional que se aprobó en el último encuentro en el que se pedía una “respuesta de país” a la sentencia. El texto que se intenta llevar al resto de organizaciones empresariales catalanas y que ya ha supuesto la sanción de la Cámara de España, que la ha tildado de “lamentable”.

Encuesta más allá de Barcelona

En cuanto a las consultas, los portavoces de la cámara de Barcelona mantienen que es una fórmula para “escuchar la voz de todo el empresariado catalán” y que las respuestas se usarán para “refrendar posicionamientos de la institución”. Insisten en que estarán abiertas a “todo el conjunto de empresarios y autónomos de Cataluña”, ya que se recogen respuestas más allá de la demarcación de Barcelona.

Para participar sólo se requiere un certificado digital que acredite que se es una empresa o autónomo. Será el que se use para registrarse como usuario en una aplicación que se ha desarrollado por el equipo técnico de la Cámara de Comercio de Barcelona, tal y como explican las mismas fuentes oficiales. De hecho, su objetivo a medio plazo es mejorar la infraestructura tecnológica y llegar a disponer de una aplicación para dispositivos móviles que facilite aún más la participación en las consultas de Eines de País.