Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El secretario general de UGT de Cataluña, Camil Ros / EUROPA PRESS

Camil Ros y Matías Carnero plantean un liderazgo "continuista" en UGT de Cataluña

El secretario general defiende la celebración del máximo congreso del sindicato pese a la pandemia del Covid-19

5 min

La UGT de Cataluña encara un congreso general de alto voltaje. La máxima asamblea sindical, que se celebrará los próximos 16 y 17 de diciembre en el Palau de Congressos de Barcelona, llega tras un fuerte cuestionamiento interno sobre la oportunidad de mantener la cita en plena pandemia. Un cuestionamiento que, en algunos casos, generó enfrentamientos violentos entre los propios afiliados. De fondo, se halla la pujanza de un sector crítico que pretende disputar el liderazgo de la organización al tándem formado por Matías Carnero y Camil Ros, que repetirá cuatro años más al ser la única candidatura que se presenta a la elección. 

Finalmente, el aplazamiento fue descartado por la cúpula del sindicato. El secretario general ha defendido este lunes las medidas de higiene y seguridad adoptadas por la dirección a la hora de celebrar los cónclaves sectoriales. "Siempre hemos seguido las instrucciones de la Administración pública y el último de los congresos [el de la FeSP, la rama que representa a los empleados públicos] se ha producido con toda normalidad desde el punto de vista sanitario", ha manifestado durante la rueda de prensa en que se ha presentado el cónclave catalán.

Horizonte despejado para Álvarez

En la aceleración de la agenda catalana, reactivada en julio tras el primer periodo de reclusión, pesó la voluntad de no desbaratar el calendario nacional del sindicato. En efecto, la secretaría general confederal que ocupa Josep Maria (Pepe) Álvarez también deberá a someterse a votación en marzo de 2021.

La posibilidad de que la federación catalana no llegase a tiempo a la asamblea nacional pesó en la decisión de mantener los congresos sectoriales que culminarán en el encuentro de esta misma semana. Además, el apoyo de la actual plana mayor del sindicato en Cataluña era esencial para que Álvarez repita en el cargo. Conjurado el fantasma de un retraso congresual, la victoria del oficialista Óscar López en la Federación de Servicios de Cataluña (FeSMC), aunque por la mínima, allana el camino para su reelección.

Camil Ros (i) y Matías Carnero (d), líderes de UGT / EUROPA PRESS

 

Camil Ros (i) y Matías Carnero (d), líderes de UGT / EUROPA PRESS

Carnero y Ros vuelven a aliarse

En la cita participarán cerca de 400 delegados que deberán renovar los estatutos, ponencias y cargos de responsabilidad de la UGT. ¿Cuántas candidaturas habrá? Ros ha explicado que, a día de hoy, no le consta ninguna lista alternativa a la que encabezará junto al presidente del sindicato, Matías Carnero, para seguir una estrategia "continuista". Cualquier otro aspirante podrá presentarse durante la jornada inaugural el próximo miércoles 16. "Trabajamos para que haya una candidatura única o lo más amplia posible", ha declarado el secretario general.

Además, ha dejado en el aire que este sea su último mandato. Según los estatutos, los dirigentes de la UGT pueden estar al frente de la organización durante un máximo de tres congresos (12 años). Por tanto, el secretario general aún podría intentar revalidar su puesto dentro de cuatro años.

La salida de la crisis

En la hoja de ruta del sindicato se encuentran dos objetivos capitales: el aumento del salario mínimo interprofesional hasta los 1.200 euros y la derogación de todas las reformas laborales posteriores a la debacle económica de 2008. Para Ros ambas propuestas son innegociables y ha advertido tanto al Gobierno como al Govern de que estarán atentos a cuáles sean las grandes líneas económicas de la etapa post-Covid.

"Viendo la situación de la crisis económica que estamos sufriendo, creemos que la salida no puede ser la misma que en la anterior crisis", ha resumido. El grueso de las ponencias del sindicato irá en este sentido.