Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Cámara de Barcelona, Joan Canadell / EP

La Cambra empeora la caída del PIB catalán por la segunda ola del Covid-19

La entidad augura una recuperación económica en W llena de altibajos y el mantenimiento de los ERTE hasta bien entrado 2021

4 min

La Cambra de Comerç ha empeorado su previsión de caída del PIB catalán ante el avance imparable del coronavirus en la comunidad. Si a principios de verano pronosticaba una disminución del -10,3%, ahora eleva esta cifra hasta el -12,7%. "Se confirma una tendencia más negativa de lo que habíamos previsto y nos ubicamos en la peor horquilla", ha lamentado Joan Canadell, presidente de la Cambra.

Pese a que la organización augura una recuperación de la economía catalana durante el próximo año, advierte que este rebote solo será parcial. En 2021, la entidad cameral pronostica un incremento del 6,7% del PIB catalán, esto es, la mitad del derrumbe previsto cuando se cierre el ejercicio actual. De esta forma, descarta una recuperación en V y piensa que la evolución macroeconómica responderá más bien a un patrón en W lleno de altibajos.

ERTE hasta 2021

Por otro lado, la organización no espera una reducción destacada de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) a corto plazo. La causa de ello es que la mayoría de bajas pertenecen a trabajadores de sectores muy golpeados por la crisis del Covid-19.

El transporte, la hostelería, el ocio y las agencias de viaje no prevén regresar a la normalidad hasta la Semana Santa de 2021. Este aplazamiento de la vuelta a la actividad dificulta el retorno de muchos empleados a una situación laboral ordinaria. Actualmente, Cataluña bordea los 150.000 trabajadores en ERTE, lo cual representa el 5,4% de los asalariados.

Tirón de orejas al Govern

Además, la Cambra considera insuficientes las ayudas para el sector de la restauración tras el cerrojazo impuesto por la Generalitat. De hecho, la entidad presidida por Joan Canadell calcula que las ayudas anunciadas por el Govern no cubren las necesidades reales de los establecimientos.

Frente a los 40 millones de euros habilitados por la Generalitat, la institución reclama elevar esta partida hasta los 103 millones para cubrir las pérdidas de ingresos y compensar los costes fijos de los restauradores. No solo eso, sino que la Cambra también pide el aplazamiento de impuestos así como la exención de tasas locales para garantizar la supervivencia de los negocios durante este parón.

Campaña para recuperar el turismo

Canadell también ha instado al Ayuntamiento de Barcelona a que lance iniciativas para recuperar el turismo "lo más rápido posible": "Barcelona será turística o no será. Después ya veremos si se tiene que reequilibrar. Pero mejor pasarnos de éxito que lo contrario".

La Cámara reclama una gran campaña de ciudad para Navidad que ha cuantificado en unos 20 millones que se financiarían a través de la tasa turística del 2021 o mediante los fondos europeos. "Emplazamos al ayuntamiento a hacer una gran inversión. Sabemos que ya están haciendo acciones, pero creemos que quedan muy lejos de lo que necesita el país en estos momentos", ha destacado Canadell.