Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Joan Canadell, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, ganaría poder con la nueva Ley de Cámaras / EP

La Cambra de Comerç carga contra el Govern por imponer el teletrabajo

La entidad presidida por Joan Canadell recuerda que la Generalitat carece de competencias en materia laboral

3 min

La Cambra de Comerç de Barcelona ha criticado al Govern por la resolución que obliga a aplicar el teletrabajo en las empresas catalanas. La aprobación del texto llega después de una semana de confusión acerca del trabajo a distancia, con declaraciones cruzadas entre los consejeros Chakir El Homrani y Meritxell Budó acerca de la obligatoriedad de la medida.

Finalmente, el Ejecutivo autonómico ha aclarado su posicionamiento mediante una resolución que conmina a aplicar el teletrabajo excepto cuando sea "imposible" y cuando no se puedan acreditar medios para llevarlo a cabo.

Incertidumbre jurídica

La entidad de dinamización empresarial local presidida por Joan Canadell ha cargado contra la medida por la incertidumbre jurídica que encierra el anuncio del Govern. En un comunicado, la institución considera que la resolución "traslada al titular del centro la carga de acreditar la imposibilidad o falta de recursos para implementar el teletrabajo", pero no aporta claves para interpretar adecuadamente estas excepciones.

La cámara advierte de que este requerimiento abre la puerta a la arbitrariedad. Entre otras problemas, no se especifica si la viabilidad económica basta para mantener la presencialidad o se precisa otro tipo de motivos para no alterar la jornada laboral.

El Govern no tiene competencias

El organismo también cuestiona que sea la propia Generalitat quien siembre dudas al señalar que la legislación laboral es competencia exclusiva del Estado. "Por tanto, no parece posible que la Generalitat de Cataluña (y el resto de autonomías) puedan determinar la obligatoriedad del teletrabajo", resume el comunicado.

La Cambra de Comerç propone que la Administración colabore con las empresas para facilitar la implementación del trabajo a distancia, pero se muestra en contra de adoptar de forma universal esta modalidad. Se trata de una postura compartida por el resto de organizaciones empresariales catalanas. El presidente de Foment del Treball Josep Sánchez Llibre también manifestó hace días que el teletrabajo "debía ser promovido", pero no impuesto al sector privado.

Destacadas en Crónica Business