Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mònica Roca, presidenta de la Cámara de Barcelona, y Joan Ramon Rovira, jefe de estudios / CÁMARA DE BARCELONA

La Cambra alerta de que la inflación amenaza con anular el crecimiento, que rebaja al 6%

Cataluña todavía genera menos empleo que antes de la pandemia y la mayor parte de la contratación se ha concentrado en el sector público

5 min

La Cámara de Comercio de Barcelona ha rebajado ligeramente las previsiones económicas para este 2022. El Informe de coyuntura catalana del cuarto trimestre de 2021 apunta que la economía crecerá un 6,3% este año, un dato superior al del último ejercicio y que según la institución económica consolidará la recuperación iniciada hace unos meses tras el parón del Covid.

Sin embargo, la Cambra ha alertado del riesgo de que este crecimiento se vea prácticamente neutralizado por la escalada de precios. Según el informe, la inflación media se situará en 2022 entre un 3 y un 4%, ya que las subidas en la factura de la luz y los alimentos no elaborados ya se han empezado a trasladar al resto de productos. Una inflación que "está afectando el consumo real" y puede provocar un endurecimiento de la política monetaria, así como "una ralentización muy fuerte de la economía y la recuperación", y que no descenderá, según estas estimaciones, hasta el segundo semestre de 2022, 

La pandemia destruye empleo

A pesar de que el paro se ha reducido a niveles no vistos desde 2008, el informe advierte que el 58% del empleo creado en Cataluña en los últimos dos años se ha concentrado en el sector público, en particular en sanidad y educación. Además, Joan Ramon Rovira, jefe de estudios de la Cámara, ha recordado que la crisis de la pandemia ha destruido empleo, como demuestran indicadores como el total de horas trabajadas.

“El número de horas trabajadas todavía está por debajo del nivel prepandémico, en cambio el de trabajadores casi se alinea”. Ello se debe principalmente a dos factores: el deterioro de la calidad del empleo, ya que “hay más contratos a tiempo parcial”, y el desajuste entre la contratación y la facturación en el comercio.

La sede de la Cámara de Comercio de Barcelona / EP
La sede de la Cámara de Comercio de Barcelona / EP

Empleo digno

Mònica Roca, presidenta de la institución, ha indicado que "estamos recuperando las cifras de ocupación, pero no de ocupación real" y ha lamentado que hoy tenemos "más puestos de trabajo precarios". Sin embargo, ha celebrado que "estamos en este proceso de mejora". "Ahora nos tenemos que asegurar de que esta mejora es también en la calidad del empleo", ha reclamado.

Para ello, ha defendido un "modelo económico de alto valor añadido con unos salaros dignos" y que sepa aprovechar el "salto tecnológico". Roca y Rovira han subrayado también que la inflación ha deteriorado el poder adquisitivo de los trabajadores, lo que "tiene consecuencias para el conjunto de la economía". "Si los trabajadores pierden poder adquisitivo, esto frena la economía", han avisado.

Presiones inflacionarias

Rovira ha augurado que la crisis energética se alargará uno o dos años, por lo que la moderación en los precios tardará en llegar. La inflación “todavía no es estructural, pero está claro que será persistente, se quedará unos cuantos meses por encima del 2%”, ha señalado. También ha destacado el alza de las tarifas del transporte marítimo, así como la escasez de microchips y otros suministros: un 61% de las empresas industriales tiene problemas de aprovisionamiento, una situación que afecta a la mitad de compañías de construcción y comercio. Asimismo, un 49% de firmas industriales subirán sus precios este año por el incremento de costes.

A pesar de estas amenazas, la Cámara se ha mostrado optimista por factores como el comercio exterior, que "será uno de los grandes motores de la consolidación de la recuperación", aunque con matices. "A precios corrientes está en niveles históricos, pero en volumen no están por encima de antes de la pandemia, hay un efecto precios". También ha apuntado a una recuperación casi total del turismo en verano de 2022: actualmente Cataluña ya ha recuperado los visitantes domésticos, pero todavía tiene un 42% menos de turismo extranjero, el principal reto que afronta este año el sector.