Menú Buscar
Cristiano Ronaldo y sus problemas de fraude fiscal

El cambio de estrategia jurídica favorece a la acusación contra Cristiano Ronaldo

Con el cambio de abogado, el jugador portugués parece empezar a entonar el 'mea culpa' para cerrar el caso con una abultado multa

4 min

Cristiano Ronaldo cambió de forma sorpresiva a comienzos del pasado mes de septiembre de equipo jurídico en la causa por fraude fiscal que hay contra él y eso puede suponer un grave paso en falso al evidenciar una estrategia que puede favorecer a la acusación. El delantero del Real Madrid prescindió en esa fecha de los servicios jurídicos de Baker&McKenzie y contrató al bufete de Manuel Choclán muy pocos días después de que la jueza Mónica López Ferrer, del Juzgado de Instrucción 1 de Pozuelo extendiese la imputación a los asesores del futbolista, su manager Jorge Mendes y su sobrino Luis Correia.

Echar la culpa a los asesores

En lugar de plantear una defensa técnica sobre sus actuaciones fiscales el jugador prefirió escudarse en echar la culpa a sus asesores. Fuentes jurídicas que siguen el caso señalan que las características de la acusación contra Ronaldo, muy diferentes de las que vivió Leo Messi, permitían desarrollar una defensa técnica muy sólida, dada la escasa consistencia de los argumentos de la acusación. Extender la actuación judicial a los asesores amplía el abanico de opciones de la acusación e incrementa las posibilidades de que Ronaldo sea procesado por fraude fiscal y acabe en el banquillo.

Cristiano se queda solo

Baker&McKenzie y Garrigues se han alejado del jugador y sus representantes, ante la insistencia de hacerles responsables de los problemas fiscales. Ronaldo contó con el asesoramiento de Baker&McKenzie en los últimos años, concretamente en los ejercicios no contemplados en el proceso, y Garrigues fue responsable de las declaraciones de renta del jugador en los años 2011, 2012 y 2013, sobre las que se centra la acusación de fraude y la exigencia de un pago de 14,7 millones de euros.

La argumentación de ambas firmas de prestigio y otras fuentes legales sostienen que el caso Ronaldo se trata de una discrepancia sobre la cuota a pagar en la liquidación de los ingresos por derecho de imagen perfectamente defendible sin necesidad de involucrar a terceros. Añaden que se trata de una cuestión que ya había abordado el jugador en su etapa en el equipo británico Mancherter United y que había superado todas las inspecciones fiscales en el Reino Unido.

La acusación coge fuerza

Abandonar esta línea de defensa, que conduciría a una probable desimputación, y presentar como culpables a los asesores debilita la posición de Ronaldo en la investigación, señalan las fuentes jurídicas consultadas y puede complicar mucho su situación. La elección de Manuel Choclán como nuevo abogado defensor evidencia un cambio en la percepción del caso por el propio Ronaldo.

Choclán es especialista en negociar pactos con la fiscalía y la Agencia Tributaria en los casos de fraude fiscal a cambio de reconocer el delito, asumir una penal de prisión simbólica, y salir del caso con el pago de una abultada multa. Ronaldo, parecer ser, que empieza a considerar que será condenado.