Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
José Luis Bonet, presidente de la Cámara de España / EP

La Cámara de España urge abordar la transición digital como una reforma estructural

El organismo considera fundamental disponer de una Ley que aborde el proceso de digitalización de forma global, desde el teletrabajo, al pago electrónico, la fiscalidad y la ciberseguridad

5 min

La Cámara de Comercio de España sostiene que la transformación digital es un proceso imparable y fundamental para la economía española y que debería ser encarado como una gran reforma de calado, de tipo estructural, a la altura de la transición energética, para lo que insta a la elaboración de una Ley de que regule todos los aspectos de este proceso.

La institución ha presentado este martes un informe sobre la transición digital, que incluye una batería de 65 medidas para tutelarla y abordar cuestiones que van desde el teletrabajo a los sietemas de pago a distancia e, incluso, aspectos tan ambiciosos como el “apagón analógico” de los trámites con las Administraciones Públicas.

Mejorar la competitividad

“La transición digital no es una opción, es una necesidad”, ha apuntado el presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, quien ha remarcado el valor que ha cobrado lo digital en el contexto de la crisis del coronavirus y de la extensa reclusión a la han tenido que someterse los ciudadanos.

“En un tiempo récord están cambiando las manera de producir, de consumir e incluso la Administración está modificando sus hábitos de prestar sus servicios”, ha recordado Bonet, que incluso ha situado la transición digital a la misma altura que la ecológica. “Ambas deben ser las dos reformas estructurales más importantes para que España mejore su competitividad de forma inmediata y para generar empleo de calidad a largo plazo”.

Una ley fundamental

Por su parte, el presidente de la Comisión de Digitalización de la Cámara de España, Carlos López Blanco, ha remarcado la idea de que para llevar a cabo un proceso tan importante es necesario “un instrumento legislativo que establezca las reglas del juego del proceso” y también que lo aborde de forma global.

“¿Alguien se imagina esta crisis que hemos vivido sin lo digital? Sería imposible”, ha destacado López Blanco, quien ha repasado algunas de las propuestas más relevantes del informe, entre las que se encuentra el teletrabajo.

El teletrabjo, sin prejuicios

“Es necesario abordar normativamente la aplicación de lo digital a lo laboral en su conjunto, en lo que el teletrabajo sólo es un elemento más”. En este sentido, Bonet ha destacado que “el teletrabajo nos ha salvado; ya estaba con nosotros pero ha dejado claro que ha venido para quedarse”.

No obstante, el presidente de la Cámara de España también ha dejado claro que siempre será un complemento al trabajo presencial, “que seguirá siendo imprescindible”. Y, además, ha pedido a los legisladores abordar la normativa en torno al teletrabajo sin prejuicios.

La factura electrónica

“No se trata ni de un chollo para el trabajador porque le permite esquivar obligaciones ni para la empresa porque tiene disponible al trabajador a cualquier hora”, ha aseverado Bonet.

El informe de la Cámara propone la elaboración de un programa nacional de digitalización que establezca aspectos como la implantación de la factura electrónica y el funcionamiento digital de las Administraciones Públicas, hasta el punto de poder proceder a un “apagón analógico”.

Participación

El organismo también considera necesaria la existencia de una carta de derechos del ciudadano y una atención primordial a cuestiones como los estándares éticos y de ciberseguridad.

“Lo que proponemos es que todo esto quede plasmado en una Ley que, además de regular estas cuestiones, procure las mismas reglas para todos, que introduzca principios comunes para eliminar todos los obstáculos para la digitalización y procurar la participación de todos los agentes sociales”, ha resumido López Blanco.

Destacadas en Business