Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede de la Cámara de Comercio de España / CCE

La Cámara de España defiende la figura del Rey como fundamento de la "estabilidad" del país

La institución presidida por José Luis Bonet agradece a Felipe VI su "dedicación y compromiso" para con las empresas y ciudadanos

3 min

La Cámara de Comercio de España ha defendido la figura del Rey de España como uno de los fundamentos de la "estabilidad" del país. Ha mostrado de esta manera su "firme apoyo" a Felipe VI, al que también ha agradecido su "dedicación y compromiso al servicio de los españoles y, muy especialmente, su apoyo a las empresas" durante su reinado. 

La institución presidida por José Luis Bonet ha querido dejar constancia de su posición favorable a la Corona "en estos momentos de tribulación", en los que la monarquía es objeto de críticas y rechazo por parte de políticos de diferentes formaciones. Entre ellos, Pablo Iglesias, vicepresidente del Gobierno, y Alberto Garzón, ministro de Consumo, ambos de Unidas Podemos

Unidad y apoyo a la Corona

La Cámara de España ha querido dar las gracias de forma pública a Felipe VI por dar "al tejido productivo su pleno apoyo y ánimo, tan determinante para la recuperación de la crisis" y ha instado a todos los agentes políticos, económicos y sociales a trabajar de forma unánime para superar las consecuencias del Covid-19

Desde el punto de vista de esta institución, la crisis derivada de la pandemia podrá quedar atrás con "la unidad y el esfuerzo de todos", "la ayuda de la Unión Europea, el máximo respeto y reafirmación de los principios fundamentales de la Constitución de 1978 y el liderazgo de Su Majestad el Rey Felipe VI".

Superar la crisis

La Cámara de Comercio expresa que España "ha sabido superar sucesivas crisis económicas" acaecidas en el país gracias al esfuerzo de la ciudadanía y "por el contexto de estabilidad jurídica, política y social". Una estabilidad que se fundamenta, según la representante del tejido empresarial nacional, "en los principios constitucionales esenciales" que permitieron la constitución de un Estado de derecho.

Entre ellos nombra la monarquía parlamentaria, separación de poderes, las autonomía y "la unidad de nación y economía social de mercado, con la empresa como pieza clave". Y agrega: "Todos estos principios deben ser defendidos con absoluta determinación".