Menú Buscar
José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España / CdE

La Cámara de España destaca la “ralentización” de un PIB que aún es “dinámico”

El organismo achaca a la incertidumbre internacional y nacional la moderación del crecimiento económico del país, que se queda en el 2% interanual

30.09.2019 17:08 h.
3 min

La Cámara de Comercio de España ha alertado este lunes de que la economía española entra en un período de “dinamismo con tendencia a la ralentización”. Hace este análisis en base a los datos de Contabilidad Nacional Trimestral que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que avanzan que el PIB moderó su trayectoria expansiva hasta registrar un avance del 0,4%.

Esta cifra implica que el crecimiento interanual se queda en el 2%. Menos de lo que se había previsto hace unos meses pero “considerablemente por encima del promedio comunitario y de la zona euro”, tal y como remarca el organismo de dinamización empresarial presidido por José Luís Bonet.

Previsiones económicas

Las previsiones de la Cámara de España remarcan que la “incertidumbre sostenida, tanto en el ámbito interno como externo” representan un lastre para el PIB nacional. Destacan especialmente un “contexto económico internacional que no invita al optimismo” y que llevaría a una ralentización adicional de la que ya advierten los “principales bancos centrales”. Hecho que ha llevado a la suavización de las políticas de subida de tipos.

Las tensiones comerciales, la complejidad geopolítica y un más que posible Brexit sin acuerdo son los principales motivos de esta incertidumbre que se ha instalado en la economía mundial.

Evolución del PIB durante el segundo trimestre / CÁMARA DE ESPAÑA
Evolución del PIB del segundo trimestre / CÁMARA DE ESPAÑA

Repetición de elecciones

A todo ello se le debe sumar en España la incertidumbre política que supone repetir elecciones generales en noviembre. La Cámara de España advierte de que se deben tomar “cuanto antes” medidas para controlar el déficit público, para reducir la deuda y afrontar las “reformas estructurales necesarias” que generen más productividad.

La demanda interna se mantiene como el motor de la actividad nacional, aunque las familias han incrementado sus ahorros ante los mensajes de una pérdida de dinamismo del crecimiento. Se mantiene en tasas positivas y ha contribuido en 1 punto al crecimiento interanual del PIB, por debajo del 1,9 registrado en el trimestre anterior.

Más exportación

Caen las importaciones, en el -0,7% en términos interanuales, y crece las ventas en el exterior. Con unas exportaciones que avanzan el 2,2%, cifra que supera de lejos el 0,3% registrado en el trimestre anterior.

Por actividades, es la construcción el sector más dinámico de la economía española. Su crecimiento se sitúa en el 5,2%, aunque está por debajo del 6,4% que se alcanzó en el primer trimestre. Contrasta con la actividad industrial, que ha pasado del -0,7% en el primer trimestre al 0,2% que se ha registrado hasta septiembre.