Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona, Mònica Roca, / CAMBRA DE COMERÇ DE BARCELONA

La Cámara de Comercio prepara un manifiesto "por el reconocimiento del Consell per la República"

La entidad presidida por Mònica Roca y controlada por la ANC agradece a Carles Puigdemont su labor para "contar con un Estado propio"

4 min

La Cámara de Comercio de Barcelona aprobará el próximo 29 de junio un manifiesto de reconocimiento del Consell per la República y de su presidente, Carles Puigdemont, fugado de la justicia en Bélgica.

La entidad presidida por Mònica Roca y controlada por la candidatura independentista Eines de País (vinculada a la ANC) justifica esta distinción con el argumento de que esa organización destaca entre todas las que tienen por objetivo "contar con un Estado propio", aspiración que la Cámara considera que es "la mejor política económica" para el progreso de las empresas catalanas.

"Reconocimiento merecido"

El manifesto será sometido a la aprobación del pleno a propuesta del comité ejecutivo y, con toda probabilidad, recibirá el aval del máximo supremo de la entidad, pues la mayoría de los representantes son independentistas.

En el texto, la Cámara de Comercio de Barcelona "expresa el reconocimiento merecido al Consell per la República --con el Molt Honorable President Puigdemont al frente-- por su preciada tarea dirigida a conseguir aquel objetivo [la independencia de Cataluña], tan necesario como urgente para el tejido productivo de nuestro país, y a su asamblea de representantes, constituida recientemente en la Cataluña Norte, como órgano legítimo de representación".

Carles Puigdemont, presidente del Consell per la República / EP
Carles Puigdemont, presidente del Consell per la República / EP

"Agravios crónicos" en infraestructuras

La declaración apela a su compromiso con la internacionalización de las empresas catalanas, con la economía productiva y exportadora, y con el fomento del crecimiento de todas ellas.

Para ello, considera necesaria una "política económica valiente" que, entre otras cosas, "acabe con el menoscabo y los agravios crónicos que padecemos desde hace demasiado tiempo, en particular, en las inversiones en infraestructuras".

Presume de unas elecciones que fueron anuladas

Finalmente, el manifiesto destaca que "el comité ejecutivo de la institución, la mayoría de miembros de este pleno y también el empresariado en su conjunto coincidimos en esta visión", en referencia a la necesidad de la independencia de Cataluña. Y añaden que "esta fue la voluntad expresada en las urnas por los electores de la Cámara de Comercio de Barcelona el mes de mayo de 2019, en las elecciones más concurridas de la historia de la institución".

El texto, en cambio, no hace ninguna mención a que las citadas elecciones fueron parcialmente anuladas por un juzgado de Barcelonar porque el proceso "vulneró el derecho fundamental a la igualdad" de los electores en el sistema electrónico que se usó para elegir a 40 de los 60 representantes del pleno. Sentencia que fue recurrida por el Govern.

Supresión de la corona borbónica

En el mismo pleno, está previsto que se apruebe la supresión de la corona borbónica del escudo tradicional de la institución, que se remonta a 1758 --aunque la real orden que lo autorizó es de 1917-- y se inspiró en el antiguo emblema del Consulado del Mar, de 1592.

Ahora el equipo de dirección ha propuesto un nuevo diseño más minimalista y moderno en el que desaparece toda referencia a la corona monárquica. Una reforma que ha recibido el rechazo de algunos afiliados a la Cámara.