Menú Buscar
La primera ministra de Reino Unido, Theresa May

La Cámara de Comercio Británica en España alerta del riesgo de un relevo tardío de May

La institución señala que la demora en los plazos puede acabar con los plazos para negociar el brexit

3 min

La dimisión de la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, pone en riesgo la negociación de un brexit ordenado y, con ello, un riesgo para los negocios de las empresas españolas. La Cámara de Comercio Británica en España ha lanzado esta advertencia tras “pulsar la opinión” de una red que integra a más de 8.000 compañías entre ambos países.

Aunque agradece el “esfuerzo y dedicación” de May, la Cámara británica ha emitido un comunicado en el que urge a encontrar un sucesor que ejecuto lo antes posible su plan de acción. La institución recuerda que “si ese sucesor no se elige durante el mes de julio, la actividad parlamentaria quedará interrumpida hasta el mes de septiembre y el gobierno dispondrá de poco más de un mes para alcanzar un acuerdo”. La salida del Reino está prevista para el 31 de octubre después de que se acordara una prórroga con la Unión Europea.

Riesgo entre España y el Reino Unido

Asimismo, la Cámara recuerda el riesgo que un brexit sin acuerdo podría suponer para los negocios entre el Reino Unido y España, cuyo volumen comercial alcanza los 60.000 millones de euros. “Las empresas españolas con presencia en Reino Unido y las británicas presentes en España hemos estado ya en dos ocasiones al borde de la catástrofe de una salida sin acuerdo. Muchas están haciendo planes de contingencia sin saber hasta cuando deben mantenerlos, y todas compartimos la certeza de que de aquí al 31 de octubre no hay tiempo suficiente para prepararse ante el impacto de una salida sin acuerdo”, resume el documento.

La Cámara recuerda que el Reino Unido es el primer país europeo que más invierte en España con más de 71.000 millones de euros en los últimos 25 años, lo que representa el 13,1% de la inversión total extranjera. Asimismo, esta relación comercial genera 187.000 puestos de trabajo.

“Las empresas socias de la Cámara insistimos en que el mejor acuerdo de salida de la UE ha de contemplar la continuidad del Reino Unido en el mercado único”, señala la institución. Así, el organismo británico pide al partido Conservador que no elija a un nuevo líder “a favor de una salida sin acuerdo” con el fin de “evitar la catástrofe”