Menú Buscar
Pau Relat, consejero delegado de MatHolding y futuro presidente de Fira Barcelona / EP

La Cámara de Comercio propone a Pau Relat como presidente de Fira Barcelona

El consejero delegado de MAT Holding se convertirá el próximo viernes en el sustituto de José Luís Bonet al frente de la institución

11.12.2018 00:00 h.
6 min

La Cámara de Comercio de Barcelona ha dado el espaldarazo a Pau Relat, consejero delegado de MAT Holding, para convertirse en el próximo presidente de Fira. El comité ejecutivo de la organización de dinamización empresarial ha dado el visto bueno sin fisuras a la propuesta que ha presentado su máximo ejecutivo, Miquel Valls.

El también presidente de la patronal nacionalista FemCat aún deberá esperar unos días para convertirse en el sustituto de José Luís Bonet en uno de los principales escaparates económicos de la ciudad. Salvo sorpresas inesperadas de última hora, será proclamado en el cargo el próximo viernes.

Liturgia para renovar el consejo

La renovación de Fira Barcelona se completará en el marco del primer consejo general que se celebra desde verano de 2017. Además de aprobar el cierre provisional del ejercicio en curso y dar el visto bueno a las previsiones económicas del año próximo, se activará la liturgia para renovar los consejeros con el cargo vencido y nombrar al nuevo presidente.

El consejo general de Fira Barcelona, presidido por Ada Colau (d), alcaldesa de Barcelona, en el encuentro que ha tenido lugar este jueves / CG

El último encuentro del consejo general de Fira Barcelona, el que se celebró en verano de 2017 / FIRA

Además de Bonet, dejarán la institución Núria Basi (Basi), Enric Crous (Cacaolat), Enrique Lacalle (Emesa) y Carles Vilarrubí. Este último no tiene el cargo caducado, pero debe dejar el órgano directivo al verse salpicado por el caso Pujol. Los cinco sustitutos son Relat, Helena Guardans (Sellbytel), Mar Alarcón (SocialCar), Manel Vallet (Catalonia Hotels) y Kim Faura (Telefónica Cataluña).

Continuarán en el consejo Luis Conde (Seeliger y Conde), Agustín Cordón (Grupo Z), Pedro Fontana (Emesa) y Miquel Martí (Moventia).

Proceso de votación

Después de este paso, se harán votaciones entre los implicados en la renovación de Fira Barcelona para elegir al nuevo presidente. Se da por descontado que los cuatro representantes de la Cámara de Comercio de Barcelona, los cinco de la Generalitat y como mínimo tres del Ayuntamiento apoyarán a Relat. Si se llegara a confirmar que el Gobierno de Ada Colau hace un gesto contra la proclamación se quedará en esto, en una toque de atención sin más.

El consejero delegado de MAT Holding heredará una Fira saneada desde el punto de vista económico pero con un gran reto en los próximos cuatro años. Deberá buscar o hacer crecer alguno de los salones que tiene en cartera para mitigar el impacto de que el Mobile World Congress (MWC) deje Barcelona en 2023.

Aparcar sus posiciones políticas

Aunque su primer reto no será en el plano de la gestión directa. Deberá demostrar que no ha llegado a la presidencia sólo por su apoyo al independentismo y que, tal y como se espera desde el empresariado catalán, deje en el plano personal sus tesis políticas a lo largo de su mandato. La politización que ha existido en la renovación de la cúpula ha provocado malestar y casi hace saltar por los aires el pacto que ha existido hasta la fecha entre Cámara, Generalitat y Ayuntamiento.

Fuentes empresariales indican que Valls dio su brazo a torcer a favor de Relat para desbloquear el proceso. Señalan que el consejero delegado es una persona conocida en el empresariado catalán, con una trayectoria positiva en varias instituciones y que está ligado al día a día del territorio gracias a la empresa de sistemas de riego y canalizaciones de agua que dirige. Reconocen que ha existido malestar cuando se filtró que se había pactado su designación, pero más por las formas en que se hizo el anuncio que por la persona que se había elegido.

Renuncia de FemCat

En este sentido, se espera que en el corto plazo el futuro presidente de Fira abandone la primera silla de FemCat. Ha concluido los dos años de su mandato y, por estatutos, la renovación se debería llevar a cabo. El problema ahora es que los empresarios de esta organización deben pactar a un sustituto y no existe un candidato claro.

Los miembros de la patronal nacionalista lamentan que han sufrido en carne propia el boicot en los momentos álgidos del procés. El temor de recibir la etiqueta de empresario independentista ha añadido complejidad a la renovación. Especialmente, porque ha coincidido en un momento en el que el conflicto político catalán ha subido de nuevo de temperatura.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información