Menú Buscar
Entrada de la Cámara de Comercio de Barcelona, una de las trece entidades camerales catalanas en las que se celebrarán elecciones próximamente / CG

La Cámara de Comercio de Barcelona inicia su renovación en un pleno extraordinario

Sigue la estela de las organizaciones más pequeñas y plantea modificar los miembros del pleno este lunes a la espera de que la Generalitat convoque formalmente el calendario electoral

6 min

Los 69 miembros del pleno de la Cámara de Comercio de Barcelona están convocados este lunes a un pleno extraordinario capital para el futuro de la organización. Igual que han hecho otras entidades de dinamización empresarial catalanas de menor tamaño, el orden del día marca que se deberá adaptar a su régimen interior al decreto aprobado por la Generalitat antes de verano. Es decir, dan el primer paso para su renovación.

Es crucial para las 13 cámaras catalanas. Deberían haber sustituido sus miembros hace tres años, pero los intentos de politizar el día a día de las instituciones --con una nueva cámara catalana que ejerciera de contrapoder a la Cámara de Comercio de España-- y la falta de acuerdo con los representantes del territorio hicieron fracasar de forma sucesiva todos los intentos de presentar la nueva ley de cámaras de comercio.

Renovación del plenario de Barcelona

Aún está en el tintero. Santi Vila, el nuevo conseller de Empresa y Conocimiento, prometió antes de verano que se iniciaría su tramitación en el nuevo curso político. No se espera de forma inminente y las organizaciones van preparando los comicios con las herramientas que se les ha dado. Un parche en forma de proyecto de ley para renovar los plenarios aprobado a finales de junio por Jordi Baiget, el predecesor de Vila en el cargo.

En Barcelona, este lunes se dará luz verde a reducir los 69 miembros actuales a tan sólo 60 personas.

De todas ellas, 40 se elegirán en las elecciones y deben ser representativas del peso de cada actividad sobre el PIB, una radiografía de la estructura económica de su ámbito de referencia; otras seis las elegirán las patronales más representativas de Cataluña, otro enredo de la Generalitat --por ahora se tienen en cuenta a Foment, Pimec y Fepime--; y las 14 restantes mediante un nueva categoría que se incluye en el plenario que valora las aportaciones económicas.

Aportaciones y grupos de actividad

Ganarán una silla en el plenario las empresas que más inviertan en la cámara, una figura que la ley base española introduce en aras de la sostenibilidad de las instituciones. Eso sí, las corporaciones que paguen no deberán estar necesariamente en el pleno. Cabe la posibilidad, como ha ocurrido en otras organizaciones del país, que una multinacional decida colaborar económicamente con una cámara pero renuncie a la representatividad en el plenario.

Las 14 sillas de Barcelona se reparten por la cuantificación de la aportación. Quién más paga es el primero en conseguir a un representante del pleno y así sucesivamente. Incluso se ha diseñado un mecanismo en el caso de empate: rompe el equilibrio la antigüedad de la inversión.

Tras la autorización de este lunes, que se da prácticamente por sentada, se deberán definir los grupos de actividad que elegirán a los 40 miembros por sufragio universal y directo. Se usa una fórmula en que se tiene en cuenta su peso sobre el PIB territorial ponderado con el número de trabajadores. Como había ocurrido en los comicios anteriores, indican fuentes internas de la organización.

Nuevo decreto para convocar elecciones

Este proceso de adaptación a las nuevas reglas de juego de las cámaras de comercio de España debe estar cerrado el 2 de octubre. La ley general marca esta fecha como inicio del periodo electoral de las instituciones.

El apaño aprobado por Baiget en sus últimos días como conseller ha servido para cumplir con el calendario en tiempo de descuento. Pero falta que Vila lo complete con otro decreto ley que defina el calendario de los comicios para las 13 organizaciones catalanas.

Se podría contemplar en la ley, aunque los "plazos de tramitación de una ley son más largos y ahora se prioriza que se celebren elecciones”, indica el director general del Consejo de Cámaras de Cataluña, Narcís Bosch. Considera que son “dos procesos paralelos”.

Elecciones en primavera de 2018

Este decreto electoral debería definir los colegios electorales que se activan en cada demarcación y abordar nuevas cuestiones como definir el sistema de voto electrónico, una innovación del momento actual, y por correos; el censo público y poner fecha a la presentación de candidaturas, su validación y, finalmente, a la votación.

Se trabaja para convocar las elecciones de las cámaras de comercio de Cataluña entre finales de la primavera y principios de verano. El momento exacto se sabrá cuando Vila publique el decreto.