Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona, Mònica Roca / EUROPA PRESS

La Cámara de Barcelona desoye al TSJC y mantiene el pleno de este miércoles

La institución argumenta que los tribunales “solo” han anulado el decreto electoral, por lo que en la sesión se someterá a votación el manifiesto de apoyo al Consell per la República

6 min

La Cámara de Comercio de Barcelona mantiene el pleno de este miércoles a pesar del último revés de los tribunales al equipo rector de la institución, que invita a la inmediata disolución de la organización y a la convocatoria de elecciones. En concreto, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha inadmitido el último recurso del Govern y ha confirmado la anulación de los comicios camerales del 2019, por lo que insta a la ejecución de la sentencia y deja en papel mojado todos los acuerdos que se han tomado en el plenario desde entonces, incluida la sesión prevista para esta tarde. Sin embargo, la entidad no lo considera así.

En primer lugar, argumenta que no ha recibido ninguna interlocutoria acerca de las novedades judiciales, aunque las fuentes consultadas explican que sí han podido leer la sentencia. Y, tras ello, declaran que el TJSC “solo” dicta la “anulación del decreto” catalán por el que se rigieron los comicios del 2019, nada más, por lo que “se mantiene el pleno”. Dicho de otro modo, la Cambra considera que, pese a que el equipo de gobierno actual venció en unas elecciones consideradas irregulares por los tribunales, ello no impide que el órgano rector siga tomando decisiones como las previstas para esta tarde, que incluyen el reconocimiento al Consell per la República del expresidente fugado Carles Puigdemont y la supresión de la corona borbónica del emblema de la entidad.

La Cambra se lava las manos

Fue Staff Pavillon SL quien interpuso un recurso contencioso contra el decreto sobre el régimen electoral de las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Cataluña. Y el TSJC le dio la razón, al apreciar que la Generalitat omitió el trámite de la participación ciudadana establecido por ley en los procesos electorales, relativo a la transparencia, al acceso a la información pública y al buen gobierno. El Govern alegó motivos de urgencia para defender la omisión de este trámite, pero la justicia consideró que esta urgencia no está acreditada. El TSJC ha inadmitido el último recurso del Ejecutivo autonómico, por lo que la anulación es firme, e impone las costas a la Administración catalana.

Tras conocer la decisión del TSJC, Staff Pavillon, por medio de Xavier Vallhonrat, ha enviado una carta a la presidenta de la Cámara, Mónica Roca, y al presidente del Consejo de Cámaras, Jaume Fàbrega, para exigirles la ejecución inmediata de la sentencia, la disolución cameral y la inmediata convocatoria electoral porque, si no, pueden incurrir en graves responsabilidades, incluso penales. La decisión judicial insta a la Generalitat a acatar la sentencia y a publicar en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) la anulación del citado decreto (175/2018, de 31 de julio), y a eso se aferra la Cámara de Barcelona para mantener el pleno, al entender que es el Govern el que debe dar el primer paso. Por lo tanto, las fuentes consultadas consideran que la decisión de los tribunales no afecta en nada a la sesión prevista para esta tarde ni tampoco a todos los acuerdos que se han aprobado en la institución desde que la candidatura independentista Eines de País, promovida por la ANC, tomó el control tras unos comicios irregulares.

Pleno político

El pleno de esta tarde es el más político de cuantos se recuerdan en una institución económica como esta. Como avanzó Crónica Global, se someterá a votación --y saldrá adelante, previsiblemente, por la mayoría independentista de la sesión-- un manifiesto de apoyo al Consell per la República, así como la eliminación de la corona del emblema de la entidad. También se espera la modificación de su órgano de gobierno, al reducir las denominadas sillas de plata de las 14 actuales a solo dos, y la aprobación de la licitación de la nueve sede.

Aun así, este pleno estaba marcado por la polémica incluso antes de la última hora judicial, en el sentido de que existe cierta inquietud acerca de la confidencialidad del voto de aquellos que participen en la sesión por streaming, aunque la Cámara ha prometido que el sufragio será secreto para todo el que lo pida, en persona o telemático.