Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El actual diputado de JxCat, Joan Canadell, al ceder la presidencia de la Cámara de Comercio de Barcelona a Mònica Roca / EP

La Cámara de Comercio de Barcelona cubre una baja del pleno con el reglamento electoral de 2006

A pesar de la impugnación y anulación del decreto que reguló las últimas elecciones camerales

3 min

La Cámara de Comercio de Barcelona ha celebrado este miércoles elecciones parciales para cubrir una baja en el pleno, y lo ha hecho de acuerdo con el reglamento electoral de 2006, siguiendo las instrucciones de la Generalitat, la administración tutelante de este proceso.

Los comicios, celebrados en la sede de Llotja de Mar, han servido para cubrir la vocalía vacante en el pleno del grupo 8, categoría 1, correspondiente al sector de comercio y reparaciones, de manera que la empresa Cotxes Rovira, la única que ha mantenido su candidatura, sustituye a Parkdale Invest, que ha cesado su actividad, han informado a Efe fuentes del organismo cameral.

Cambio pese a la impugnación electoral

La Cambra ha seguido adelante con este proceso a pesar de que la empresa Staff Pavillon, que impugnó y consiguió que se anulara el decreto de la Generalitat que reguló las últimas elecciones camerales, exigió ayer por carta tanto al conseller de Empresa, Roger Torrent, como a la presidenta de la Cambra de Barcelona, Mònica Roca, que no se cubriera la vacante del plenario.

Staff Pavillon sostiene que ese decreto de 2006 "no prevé el sistema de provisión de vacantes" y por ello está disconforme con el proceso electoral celebrado hoy.

Piden la suspensión

Por eso, reclama que, "mientras la Generalitat no regularice la situación con respecto al sistema electoral de las cámaras de comercio, se suspenda esta elección y cualquier otro procedimiento que pueda afectar al funcionamiento y al desarrollo de las cámaras".

La Cambra ha hecho caso omiso de esta petición y ha celebrado las elecciones parciales para cubrir la vacante del grupo 8.1, alegando que preguntaron a la Generalitat cómo proceder y ésta explicó que el proceso electoral debía hacerse de acuerdo con el anterior decreto, el de 2006, no el impugnado.

A finales de junio el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) decidió no admitir a trámite el recurso de la Generalitat contra una anterior sentencia del TSJC que anulaba el decreto de 2018 sobre el régimen electoral de las cámaras catalanas, con lo que se invalidaban estas elecciones que se celebraron por voto electrónico y que ganó la candidatura Eines de País, afín a la entidad secesionista Assemblea Nacional Catalana (ANC).