Menú Buscar
La Torre Glòries (i), edificio ofrecido como sede de la EMA en Barcelona / EFE

La Cámara de Comercio valora el apoyo del Gobierno para atraer la Agencia del Medicamento

Un estudio revela que Barcelona tiene un sector biofarmacéutico mayor que el de las rivales Ámsterdam, Copenhague, Estocolmo y Viena

3 min

La Cámara de Comercio de Barcelona ve "clave" el apoyo del Gobierno a la candidatura de Barcelona para ser la sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). El organismo se ha felicitado el jueves por la "coordinación" entre administraciones para atraer al supervisor paneuropeo.

En la presentación de un estudio sobre el sector biomédico y farmacéutico en Cataluña, el organismo que preside Miquel Valls ha hecho hincapié en lo "importante" que es la posición del ejecutivo en la puja de Barcelona para recoger el testigo de Londres.

"Significaría un fuerte impulso para la economía y para el sector de la salud español", ha subrayado el propio Valls.

Mejor que los rivales

La investigación del organismo cameral detecta que la Ciudad Condal "está mejor posicionada" que los rivales directos que también quieren convertirse en ciudad-sede de la agencia cuando ésta deje Londres por el brexit.

"Hay dieciséis países de la UE que hasta ahora han mostrado su interés para acoger el cuartel general de la EMA. Cuatro ciudades, Copenhague, Estocolmo, Viena y Ámsterdam son las más fuertes junto a Barcelona", ha explicado Valls.

No obstante, la capital catalana quedaría por encima del póker de rivales si se tienen en cuenta la producción biomédica y farmacéutica nacional, además de las ventas domésticas y ocupación en este sector.

Músculo investigador

La Cambra, que se ha ofrecido para colaborar en la redacción del dosier técnico de la candidatura, ha subrayado que el sector de las ciencias de la vida (farma, biotec, tecmed y relacionados) movió 15.500 millones en ventas en Cataluña en 2014, un 3,8% del global regional.

En el terreno de la facturación, el ente empresarial ha indicado que el sector en conjunto tiene un peso casi igual al del turismo en el territorio: queda a sólo siete décimas de las ventas totales comparadas.

Al músculo productor e investigador se le suman otros factores que ayudarían a Barcelona, como la disponibilidad de Torre Glòries, la conectividad aérea; la oferta educativa de nivel; el acceso al mercado laboral y sistema sanitario para las parejas de los 900 directivos de la EMA y la posibilidad de colaboración con el regulador nacional.