Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Monica Roca, presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona, durante el acto 'Todos por la ampliación del aeropuerto' en la sede de Esade / EP

La Cámara de Barcelona se lanza a dar forma a una fábrica de chips en Cataluña

La institución presenta una propuesta para instalar en Sant Esteve Sesrovires o Vilamalla una planta de microprocesadores con fondos europeos

3 min

El PERTE del Gobierno para impulsar la fabricación nacional de chips, dotado con 11.000 millones de euros, ha despertado el interés del tejido económico por esta industria. La Cámara de Comercio de Barcelona no ha tardado en recoger el guante y ha presentado este miércoles una propuesta llamada FabCat para que Cataluña acoja una planta de microprocesadores financiada con fondos europeos.

La escasez de chips ha dificultado la salida ordenada de la crisis económica desencadenada durante la fase más aguda de la pandemia. La mayoría de fabricantes se concentran actualmente en Asia y se han visto sometidos a picos de demanda que han obstruido las redes de suministro, con el consiguiente frenazo de sectores como la automoción. El objetivo de la Cambra es "contribuir a la reindustrialización de Europa y a la recuperación de una parte relevante del mercado global de semiconductores", según ha informado la entidad de dinamización empresarial local en un comunicado.

Dos posibles ubicaciones

La institución dirigida por Mónica Roca ha sugerido dos ubicaciones para esta factoría: Sant Esteve Sesrovires (Barcelona) y el polígono industrial de Vilamalla (Girona).

Ambas localizaciones cuentan con disponibilidad de suelo industrial, suministros energéticos, conexiones logísticas y capacidad residencial, según un documento elaborado por el Tecnoateneu de Vilablareix (Girona) al que ha tenido acceso Crónica Global. Este club tecnológico ha actuado como motor de la iniciativa que, posteriormente, ha sido apadrinada por la Cámara de Barcelona.

Contactos políticos

La propuesta ya ha sido presentada a la plana mayor del Govern, formada por los consejeros de Políticas Digitales y Territorio (Jordi Puigneró), Empresa y Trabajo (Roger Torrent), Economía y Hacienda (Jaume Giró), Universidades (Gemma Geis) y Acción Exterior (Victòria Alsina). Además, algunos diputados del grupo parlamentario de Junts per Catalunya, como el expresidente de la entidad cameral Joan Canadell, también han tenido conocimiento de primera mano del plan.

Los promotores comunicaron su iniciativa a la Secretaría General de Industria y Pyme del Gobierno, dirigida por Raül Blanco, el pasado 10 de enero. El siguiente paso, según los trabajos preparatorios del Tecnoateneu, pasa por contactar con 29 compañías especializadas en microelectrónica, entre las cuales se encuentran Intel, ABB, Fuji Electric y STMicroelectronics.