Menú Buscar
La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, defiende los 20 días / EP

Calviño defiende la indemnización por despido de 20 días fijada en la reforma laboral

La ministra de Economía y Empresa en funciones ha hablado este martes sobre despido, pensiones y previsión de creación de empleo

8 min

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, ha afirmado este martes que considerar la indemnización por despido de 20 días por año como "muy barata" es algo "relativo", y ha añadido que, en la comparación internacional, el coste del despido en España no sale "particularmente bajo". Calviño respondía así al ser preguntada por si el próximo Gobierno elevará la indemnización de 20 días por año para que sea más caro despedir y, como se desprende de sus palabras, ha defendido esa indemnización por despido de 20 días fijada en la reforma laboral.

"Que se considere que eso es muy barato es relativo. Cuando hacemos una comparación internacional nuestro país no sale particularmente bajo en ese sentido", ha señalado Calviño en declaraciones a Radio 4.

En todo caso, la ministra ha indicado que todos los elementos deben verse en su conjunto, no de manera aislada, y ha insistido en que el objetivo del Gobierno es mantener la creación de empleo y su calidad y que eso "no se puede arriesgar".

Derogar los aspectos "más lesivos"

Calviño ha reiterado la intención del Gobierno de derogar los aspectos "más lesivos" de la reforma laboral y de diseñar un nuevo Estatuto de los Trabajadores que aborde las nuevas realidades laborales, como la robotización.

La ministra ha señalado que el mercado laboral ha generado en los últimos años mucho empleo y ha precisado que, aunque se está ralentizando el ritmo al que se crean puestos de trabajo, la cifra de nuevos empleos estará este año entre los 300.000 y los 400.000 puestos de trabajo.

Garantizar y reformar las pensiones

En materia de pensiones, Nadia Calviño ha subrayado que no sólo hay que trabajar para garantizar la pensión a los hijos y los nietos, sino que ésta debe ser "digna", suficiente para vivir. Hay que garantizar la capacidad adquisitiva y revalorizar las pensiones con arreglo al IPC", ha apuntado.

La ministra también ha afirmado que el sistema de pensiones debe sufrir reformas a medio y largo plazo, lo que requiere un amplio consenso social. "No son reformas de una legislatura", ha precisado Calviño, que considera que el Pacto de Toledo es un instrumento "fantástico" para sacar de la "lucha partidista" estas discusiones.

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (c), y el vicepresidente catalán, Pere Aragonès (d) / FdT
La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (c), y el vicepresidente catalán, Pere Aragonès (d) / FdT

"Nadie ve una crisis a corto plazo"

Calviño ha reconocido que existe preocupación e inquietud por la situación de incertidumbre internacional (guerra comercial, Brexit, la mala situación de las economías emergentes...), pero ha destacado que España debe confiar en sus capacidades y hacer una política "prudente y responsable".

La ministra ha subrayado además que todos los organismos nacionales e internacionales prevén que España crezca en 2020 en tasas muy próximas al 2%, "prácticamente" el doble que la media europea, al tiempo que ha considerado como una noticia "relativamente positiva" que Alemania no entrara en recesión en el tercer trimestre.

"Todos estamos un poco traumatizados por lo sucedido en 2007. Nadie vio la profundidad de la crisis, ni la segunda parte de la crisis (...) El PIB sigue creciendo trimestre tras trimestre, a unos niveles muy superiores a los de los países de su entorno y con un perfil de crecimiento mucho más equilibrado (...) Nadie ve en el corto plazo una crisis y menos en España", ha afirmado la ministra.

Confianza en España

La ministra de Economía y Empresa en funciones ha asegurado igualmente que los mercados financieros confían en la economía y en España: "Yo lo que he apreciado durante estos meses y sigo viendo en el momento actual es una enorme confianza en la economía española, una enorme confianza en nuestro país".

Lo ha dicho al ser preguntada por la reacción de los mercados financieros ante el anuncio de un gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, cuando participaba en la inauguración del Digital Future Society Summit, impulsado por la Mobile World Capital Barcelona y el Ministerio de Economía y Empresa, que se enmarca en la celebración del salón Smart City Expo World Congress, desde este martes hasta el jueves en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona.

Responsabilidad fiscal

La ministra ha sostenido que los mercados "entienden" la política económica que ha realizado el Gobierno, que ha resaltado que ha estado centrada en la responsabilidad fiscal, la sensibilidad social y una agenda de reformas: "Yo creo que la seguridad y la certidumbre que da la primera piedra en la constitución de este nuevo gobierno, un gobierno estable con una perspectiva de cuatro años, que es el preacuerdo de gobierno que se ha alcanzado la semana pasada, es una buena noticia para la economía", ha remarcado.

También ha señalado que el preacuerdo con Unidas Podemos permite "abrir la puerta" a empezar a caminar hacia una situación de mayor estabilidad política en España y dejar atrás una fase de relativa inestabilidad por una mayor fragmentación del arco parlamentario. "Necesitamos cuanto antes un gobierno firme, un gobierno estable y un gobierno con esa perspectiva de medio plazo para poder abordar las reformas que nuestro país necesita", ha recalcado.

Ausencia de Quim Torra

Calviño ha agradecido la petición realizada el lunes en la entrega de los Premios Carles Ferrer Salat por el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, que abogó por los beneficios de la estabilidad para los empresarios.

Sobre la no asistencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, a la ceremonia, Calviño ha indicado que no conoce cuáles fueron las razones por las cuales no vino, pero ha subrayado que era una "ocasión tremendamente interesante" para escuchar las preocupaciones y solicitudes de los empresarios catalanes.