Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los trabajadores de Caixabank cortan la Diagonal de Barcelona para protestar por el ERE en una imagen de finales de mayo / CG

Los sindicatos de Caixabank cortan la avenida Sarrià para protestar contra el ERE

Los empleados mantienen el pulso contra la dirección del banco, que mantiene su tesis de que se debe llegar a un acuerdo lo antes posible

3 min

Los sindicatos de Caixabank han cortado otra arteria de Barcelona como rechazo al expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a unos 8.000 empleados del banco. En esta ocasión, han frenado la circulación de la avenida Sarrià poco después de las diez de la mañana, después de la hora punta en la capital catalana. 

Su acción sigue al corte de otra avenida aún más clave para la movilidad urbana, como es avenida Diagonal, justo delante de las Torres Negras, la semana pasada. Los representantes de los trabajadores han anunciado que proseguirán con este tipo de protestas para rechazar el ajuste laboral esperado tras la fusión con Bankia. Exigen rebajar el número de afectados y mejorar las condiciones de salida. 

Demanda del presidente de la entidad

Esta manifestación se produce pocas horas después de que el presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri, insistiera en que el proceso de ajuste laboral quede cerrado en el menor tiempo posible. El ejecutivo pide un pacto sindical para evitar una negociación prolongada que genere más incertidumbre a los trabajadores. 

Caixabank, el mayor banco español tras la compra de su competidor Bankia, anunció en abril sus planes para acometer una de las mayores reducciones de plantilla del grupo. La primera reestructuración anunciada afectaba a 8.291 trabajadores, pero, finalmente, la cifra se ha rebajado a 7.791. Se ha aceptado recolocar a parte de la plantilla para recortar las medidas traumáticas. 

Plazo de negociación

El pasado día 11 comenzó el período de negociación formal entre dirección y sindicatos sobre el ERE. El plazo acaba el próximo 10 de junio, aunque podrá ampliarse si las dos partes así lo acuerdan. Por ahora, la dirección ya ha dejado claro que intentará evitar de todas formas que se vaya más allá de esta fecha. De hecho, el escenario que defiende es el de acotar los plazos. 

Los sindicatos alertan de que la preocupación de los trabajadores por el expediente es "máxima" pero advierten de que están dispuestos a ir "más allá". Advierten de que están dispuestos a convocar más movilizaciones.