Menú Buscar
Antonio Brufau, presidente de Repsol / EFE

Caixabank sale definitivamente de Repsol

La entidad vende el 9,36% que le quedaba en la energética encabezada por Antonio Brufau y su presidente y consejero delegado, Jordi Gual y Gonzalo Gortázar, dejan el consejo

20.09.2018 19:54 h.
3 min

Caixabank ha anunciado este jueves tras el cierre del mercado que deja definitivamente Repsol. La entidad vende su 9,36% de participación que le quedaba en la energética encabezada por Antonio Brufau en una operación que aseguran que responde al cumplimiento del plan estratégico, que les obliga a “reducir el peso del consumo de capital de la cartera de participadas”.

Reconocen que, de entrada, la enajenación de los títulos llevará a la entidad a apuntarse una pérdida extraordinaria neta de unos 450 millones de euros al cierre del tercer trimestre. Aunque el grupo señala a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que una vez concluido el proceso de venta, resultará un “impacto prácticamente neutral en la ratio Comon Equity Tier 1 (CET1)”. Es decir, en el capital base con el que se mide la fortaleza financiera de la entidad.

La venta de los títulos de Repsol le generará unos ingresos extraordinarios de unos 2.500 millones de euros si se tiene en cuenta su valor actual de mercado.

Venta de los títulos

La operación se vehiculará en dos tiempos. Caixabank liquidará de forma anticipada los dos contratos de permuta de renta variable que suponen el 4,61% de la participación que aún mantiene en la petroliera, que está en plena transformación en energética. Para el 4,75% restante, se pone en marcha un programa de venta de acciones. Los responsables de la entidad afirman que se limitarán a un máximo del 15% del volumen negociado en el día.

Además, el presidente del banco, Jordi Gual, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, han presentado su renuncia a los cargos de consejeros dominicales de Repsol.

Filial de referencia

La importancia de esta operación también radica en que supone poner el punto y final a una alianza histórica entre ambos grupos. Repsol ha sido durante muchos años la filial de referencia de la entidad.

De hecho, Brufau es un directivo que se ha forjado en La Caixa y llegó a la presidencia de la cotizada por designación del entonces accionista mayoritario. El mismo grupo que ha salido de forma definitiva de la compañía.