Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri (izq.), y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, en la última junta de accionistas del banco / EP

Caixabank roza los 28.000 millones de capitalización y marca su máximo histórico

El valor ronda el quinto puesto del Ibex 35 gracias al impulso del 20% en apenas tres semanas que le ha dado su plan estratégico a tres años

6 min

La decidida apuesta del mercado por los títulos de Caixabank ha llevado al valor a cotas inéditas en lo que se refiere a su capitalización bursátil, que se ha situado al borde de la cota de 28.000 millones de euros. Tras el cierre de la primera sesión de la semana, Caixabank se sitúa a las puertas en convertirse en uno de los cinco mayores valores del Ibex 35, con una valoración de 27.930 millones, apenas 400 millones por debajo de Cellnex, que cierra el selecto grupo del top-5 del selectivo. 

La acción de Caixabank ha cerrado la jornada con una subida del 2,46% que ha dejado su precio en 3,46 euros, en lo que constituye su cotización más elevada en los últimos tres años y medio. 

Un 65% más que por separado

Sin embargo, cabe tener en cuenta que el capital de la entidad se amplió cerca de un 35% con motivo de la fusión con Bankia, acordada tras el verano de 2020 y concluida desde el punto de vista mercantil y bursátil al cierre del primer trimestre de 2021.

No obstante, la actual capitalización de Caixabank supera ampliamente la que sumaba con Bankia, por separado, al cierre de 2020, que se situaba levemente por encima de 17.000 millones; en concreto, el tamaño en bolsa del actualmente primer banco de España es un 65% mayor.

La acción más cara desde 2018

También se sitúa por encima, aunque por estrecho margen, de la que sumaba el antiguo Caixabank y Bankia a la conclusión de 2018. En la recta final de aquel ejercicio, Caixabank se situó por última vez en el entorno de 3,5 euros por título a los que no ha vuelto a aproximarse hasta ahora. 

Desde que ambas entidades confirmaran de forma oficial que estaban en conversaciones acerca de una posible operación corporativa, el avance de los títulos de Caixabank supera el 92%.

El espaldarazo del plan 2022-2024

Sin duda, una de las claves para haber alcanzado estas cotas inéditamente elevadas se encuentra en la muy destacada acogida que ha tenido entre los inversores su primer plan estratégico tras la fusión, que dio a conocer a mediados del pasado mayo.

Desde entonces, en apenas tres semanas, los títulos de Caixabank se han revalorizado un 20%, para sumar algo más de 4.600 millones de euros prácticamente de un plumazo a su capitalización bursátil. 

Ambicioso dividendo

Los inversores se vieron sorprendidos en positivo por la intención del banco de generar en torno a 9.000 millones de euros de capital, que destinará en su mayor parte a remunerar a los accionistas, entre los que se encuentra el Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), con una participación del 16%. 

Una meta que se une a la alcanzar una rentabilidad sobre activos tangibles (ROTE) del 12% en 2024, a la conclusión del plan, un objetivo que tanto el mercado como las agencias de calificación han considerado como creíble. 

Previsiones conservadoras

Además, los detalles de la hoja de ruta que expusieron aquel 17 de mayo el presidente del banco, José Ignacio Goirigolzarri; y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, incluyen estimaciones en cuanto al comportamiento de los tipos de interés que la realidad de los mercados están revelando como notablemente conservadoras. 

Como el resto del sector, Caixabank ha recibido con optimismo el cambio de tendencia en las curvas de los tipos de interés conforme se acercan las primeras subidas de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE), que contribuirán a poner fin a una histórica racha de tipos en negativo que ha reducido de forma significativa la rentabilidad de los bancos de la eurozona

Disparado en 2022

Sin embargo, todo parece indicar que a poco que el BCE pise el acelerador algo más de lo previsto, las estimaciones de tipos con las que Caixabank ha elaborado su plan a tres años no tardarán en quedarse atrás, lo que podría abrir las puertas a que superar los objetivos del plan antes de que concluya. 

No obstante, el valor ya arrastraba una brillante trayectoria desde que empezó el año, un periodo en el que acumula una revalorización total del 44%, en línea con Banco Sabadell, de cuyo plan estratégico actual se ha cumplido recientemente el primer aniversario.

El influjo de la guerra

Ambos tan sólo han sido superados por el momento por Repsol, cuya cotización se ha disparado más de un 47%, impulsada por las notables alzas del precio del petróleo. 

Tanto en este último factor como en el del comportamiento de los tipos ha influido de forma capital la guerra generada a partir de la invasión rusa de Ucrania, que ha contribuido a elevar el incremento de los precios a cotas nunca vistas en las últimas cuatro décadas. Una circunstancia que, a su vez, ha llevado al BCE a mover ficha antes de lo previsto con el precio oficial del dinero con el fin de tratar de frenar la inflación y aproximarla cuanto antes a su objetivo del 2%.