Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank, durante la rueda de prensa telemática para presentar los resultados / EP

Caixabank prevé ganar dinero en 2020 aunque aumentará las provisiones

La entidad asegura que los créditos con el aval del Estado no son un negocio rentable y que los tipos que se aplican son los del mercado

7 min

Los resultados de Caixabank serán notablemente golpeados por la crisis del coronavirus pero la entidad financiera logrará finalizar el año con beneficios. Así lo ha apuntado el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, aunque también ha avanzado que las provisiones de 400 millones de euros que el banco ha dotado en el primer trimestre para afrontar la actual situación se van a incrementar en los próximos trimestres.

El impacto del Covid-19 ha provocado una caída del 83,2% en los beneficios de la entidad en el primer trimestre, una cifra que se hubiera quedado en el 31,7% de no ser por las citadas dotaciones. En una rueda de prensa telemática, Gortázar ha preferido no dar una estimación de resultados para final de año debido a la falta de visibilidad que provoca el actual escenario de incertidumbre provocado por la pandemia. Pero sí se ha mostrado seguro de que el ajuste no ha hecho más que empezar.

Pymes y autónomos, los más afectados

“Creemos que las provisiones van a ser mayores que esos 400 millones. Hasta ahora teníamos un coste de riesgo muy bajo, de unos 30 puntos básicos, y las estimaciones apuntan a que se situará en una horquilla de entre 60 y 90 puntos básicos de aquí en adelante”, ha explicado Gortázar. “La subida de las provisiones no termina aquí, ni para nosotros ni para el resto del sector”.

Las dotaciones de Caixabank están principalmente dirigidas a anticipar pérdidas crediticias, especialmente para cubrir impagos de pymes y autónomos que, en opinión de la entidad, serán los más afectados por la crisis. “Las empresas medianas y grandes tienen un colchón más amplio y, por lo tanto, más resistencia. Pymes y autónomos viven más al día. Por eso hemos empezado a hacer un hucha desde el primer momento”.

Más optimistas que el FMI

No obstante, las previsiones de la entidad que preside Jordi Gual para la economía española son más optimistas que las del Fondo Monetario Internacional, especialmente en lo que se refiere a la recuperación del próximo año. En concreto, Caixabank estima que el PIB caerá un 7,2% en 2020 y repuntará un 6,9% en 2021 (frente a la caída del 8% y el posterior repunte del 4,3% del FMI). Gortázar ha señalado que la actividad debería empezar a repuntar a partir del segundo semestre de este ejercicio, aunque supeditó esta previsión a la incierta evolución de la pandemia.

Preguntado de forma reiterada por los préstamos con el aval del Estado, a través del ICO, el consejero delegado del banco ha despejado las críticas que apuntan a que el sector se está beneficiando de esta medida del Gobierno para ganar cuota de mercado y engordar sus resultados.

"Lo del ICO nos cuesta dinero"

“Esto nos va a costar dinero, los créditos con el aval del ICO no son un negocio para la banca”, ha asegurado con firmeza Gortázar, que los ha definido gráficamente como “una operación de rescate para ciudadanos y empresas”. El ejecutivo ha puntualizado que el objetivo de los préstamos no es ganar dinero o elevar cuota de mercado. “Tenemos que hacerlo por la sociedad y también por nosotros mismos porque no queremos que las empresas quiebren”. Caixabank explica está concediendo estos préstamos con un interés en el entorno del 1,5% para empresas y del 2,5% para autónomos. “Son las condiciones del mercado, nosotros estamos asumiendo un riesgo de entre el 20% y el 40% porque, por desgracia, algunas empresas van a quebrar”.

Según sus datos, el banco ha formalizado ya préstamos con este sistema por valor de 11.140 millones de euros, de los que ha desembolsado algo más de 3.700 millones. No obstante, Caixabank también ha puesto en valor que ha concedido créditos en este periodo por 14.000 millones de euros sin el aval público. “Hemos hecho más por nuestra cuenta que con el programa del ICO, que es fantástico”, ha puntualizado Gortázar.

Moncloa, en la buena dirección

En general, el consejero delegado de Caixabank ha tenido buenas palabras para las Administraciones, tanto el Gobierno central como las europeas. “Las medidas del Gobierno van en la buena linea, aunque ninguna debe ser  única ni puede ser buena del todo. Hay que trabajar día a día en ellas para mejorar las que funcionen a medias y descartar las que no funcionen. Y además, no quedarse ahí y articular otras que hagan falta según evolucione la situación”.

En cuanto a Europa, Gortázar ha considerado que su papel es crucial en esta crisis y no ha dudado en señalar que lo está asumiendo. “Es fundamental que Europa esté en esta crisis pero estamos viendo que sí está, sobre todo a través del Banco Central Europeo, que no ha dudado en poner toda la maquinaria en marcha para que no falte liquidez”. En este sentido, Caixabank no contempla que vaya a producirse una crisis de deuda como la que se vivió en la pasada crisis. “Hemos aprendido mucho de aquélla. En ésta, las autoridades han reaccionado muy rápido y con herramientas que son efectivas”.