Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Concentración de los sindicatos ante la sede de Caixabank / CG

Caixabank presenta a los sindicatos mejoras económicas en el ERE

La entidad eleva la compensación para los trabajadores que saldrán de la entidad mientras que los representantes de los trabajadores insisten en que se imponga el criterio de voluntariedad

3 min

Caixabank ha presentado a los representantes de los trabajadores una nueva propuesta para articular el ajuste de plantilla que plantea tras la fusión con Bankia, que incluye mejoras económicas para los afectados y medidas de flexibilidad para el colectivo de los empleados mayores de 52 años.

En la última reunión mantenida con los sindicatos, la dirección del banco ha propuesto el pago de 20 días por año trabajado para aquellos empleados mayores de 63 años que salgan de la entidad; mientras, para los mayores de 57 ofrece pagar el 50% del salario regulador hasta que alcancen la edad del colectivo mencionado anteriormente.

Equilibrio de edades 

Esta condición se eleva hasta 4,5 veces el salario regulador para los trabajadores de entre 55 y 57 años; mientras, el resto dispondría de 30 días por año trabajado con un límite máximo de 20 mensualidades.

También supone una novedad el hecho de que Caixabank está dispuesto a elevar el límite de empleados de más de 52 años que se acojan al Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que en un primer momento se situó en el 50% para evitar que las salidas se concentrasen en determinados tramos de edad.

Retener talento

En la junta de accionistas celebrada la pasada semana, el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, explicó que el banco no quería que el proceso de ajuste de plantilla supusiera para el banco desprenderse del talento que aportan trabajadores de edades más avanzadas. Ahora, este límite para los empleados de más de 52 años se situaría en el 60%.

En cuanto a las recolocaciones en filiales, Caixabank mantiene su oferta para 500 afectados inicialmente por el ERE para poder situar la cifra por debajo de los 7.800. Estos trabajadores mantendrían sus condiciones laborales anteriores en su nuevo destino y también conservarían la antigüedad.

Homologación

En cuanto a la homologación laboral de condiciones de los empleados procedentes de Bankia, la propuesta de la dirección de CaixaBank consiste en pactar la convergencia de condiciones a partir de la entrada en vigor del acuerdo laboral.

Por el momento, los sindicatos insisten en su exigencia del criterio de voluntariedad y han anunciado más movilizaciones dada “la falta de avances en la negociación”. La próxima semana tendrá lugar una nueva reunión en Barcelona.