Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La sede corporativa de Caixabank en Barcelona / EP

Caixabank mejora las compensaciones para los trabajadores afectados por el ERE

El banco propone la salida de 6.950 trabajadores tras la fusión con Bankia, hecho que ha llevado a la duplicidad de estructuras

4 min

La dirección de Caixabank ha trasladado a los sindicatos del banco una propuesta en que se mejoran las condiciones de los 6.950 trabajadores que se verán afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se aplicará en el grupo. La medida de ajuste de la masa laboral que se ha propuesto tras la fusión de esta entidad con Bankia, hecho que ha propiciado la duplicidad de estructuras.

Por provincias, se prevén 616 salidas en Barcelona; 42 en Girona; 18 en Lleida y otros 15 despidos en Tarragona.

Más compensación a mayor edad

El plan de reestructuración actual simplifica la definición de colectivos por edades y unifica las condiciones para todos los mayores de 54 años. Asimismo, rebaja a seis años la antigüedad requerida para los trabajadores a partir de 52 años para acceder a la indemnización planteada.

Se incrementan las compensaciones para todos los grupos de edad con mejores condiciones a mayor edad. Es decir, los trabajadores de entre 54 y 63 años recibirán un pago fraccionado del 57% del salario fijo anual, el 100% de las aportaciones al plan de pensiones de la empresa, se mantendrá su póliza privada de asistencia sanitaria y los abonos del convenio especial con la Seguridad Social hasta cumplir los 63 años, tal y como indica el banco en un comunicado.

Aunque estas condiciones son aplicables a todos los empleados mayores de 54 que cuenten con la antigüedad requerida, se establece un máximo de 1.500 adhesiones para empleados de 54 y 55 años.

Colectivos ‘jóvenes’

En cuanto a los trabajadores de Caixabank y Bankia de entre 52 y 53 años, recibirán un pago fraccionado del importe equivalente al 57% a su salario fijo anual multiplicado por siete. A esta retribución se le debe añadir un abono mensual hasta cumplir los 63 años y el pago del convenio especial con la Seguridad Social hasta los 61 años. El límite máximo de adhesiones a este colectivo es de 500 personas.

Para el resto de empleados de la entidad que quieran sumarse a la reestructuración de forma individual, se ofrece un pago único de 40 días de salario fijo por año. El límite es de 36 mensualidades y las primas por antigüedad van de los 7.500 euros para empleados con más de seis años de antigüedad a los 2.000 euros para los trabajadores con menos tiempo en el grupo financiero.

Condiciones de los trabajadores que se queden

En cuanto a los trabajadores que se queden en la nueva Caixabank, el grueso de sus condiciones laborales se mantendrán sin cambios. Sí que se revisará el plan de previsión social de los empleados para pasar de una fórmula de rentas a una de capitales, “la más habitual en los planes de pensiones de las empresas del Ibex 35”, tal y como remarca la entidad.

Se incrementarán en un 1% las aportaciones de jubilación del banco para toda la plantilla, sea originaria de Caixabank o Bankia. Esta revalorización se aplicaría cuando se reduzcan sus capitales de cobertura de riesgos.

La negociación del ERE en el grupo financiero concluye este martes. Los sindicatos analizan la propuesta de la dirección de Caixabank y cuentan con menos de 24 horas para cerrar un pacto con la dirección de la entidad para cumplir con los plazos previstos.