Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, optimista con la generación de capital / EP

Caixabank incrementará un 50% su tamaño tras absorber a Bankia

Jordi Gual se despide como presidente del banco tras no encontrar sitio en la entidad resultante

4 min

Caixabank ampliará su tamaño hasta en un 50% gracias a la fusión por absorción de Bankia, especialmente en magnitudes como los recursos de clientes o la cartera de créditos. Así lo ha expuesto a los accionistas el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, en el transcurso de la junta extraordinaria convocada para dar luz verde a la operación.

El ejecutivo ha mostrado en su intervención en la asamblea su convencimiento de que la operación creará valor para los accionistas de ambas entidades, gracias a la generación de ahorros y sinergias que superarán los 1.000 millones de euros anuales a partir de 2023.

Amortizar costes en tres años

Gortázar ha destacado igualmente que estas magnitudes, que se irán logrando de forma progresiva a lo largo de los próximos años, permitirá que los costes asociados a la operación se amorticen en menos de tres ejercicios. Estos están valorados en unos 2.200 millones de euros.

El consejero delegado, que también ostentará este cargo en la entidad resultante, ha destacado que el nuevo Caixabank contará con una cuota de mercado en España próxima al 25% en créditos y depósitos y una cartera de clientes en el entorno de los 20 millones.

Ajuste de plantilla

En línea con lo manifestado por el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, el pasado martes en la junta de este banco, Gortázar se refirió como uno de los puntos clave del ajuste necesario en la operación al de la plantilla. “Los términos se negociarán debidamente con la representación sindical. Lo haremos como siempre hemos hecho, con la máxima responsabilidad social, compaginando la necesidad de mejorar la eficiencia y asegurar la sostenibilidad del grupo, con el lógico respeto y consideración por las personas que salgan”. Ha evitado de nuevo poner una cifra a las salidas que se esperan por una integración que culimnará a finales de 2021. 

En la actualidad, Caixabank y Bankia trabajan en “cuantificar el excedente de plantilla y en las fórmulas más adecuadas desde el punto de vista empresarial y también personal”. No es espera ningún expediente de regulación traumático en el proceso. 

Despedida de Gual

Por su parte, el presidente de Caixabank, Jordi Gual, se ha despedido de los accionistas toda vez que abandonará el cargo tras la culminación de una fusión que le ha dejado fuera del mapa del nuevo gigante de la banca española. En su discurso, ha destacado que la operación ha sido el resultado de la decisión de la entidad de anticiparse para afrontar un entorno muy complicado tanto por el largo periodo de tipos de interés negativos en la zona euro como por el desafío que supone la creciente digitalización.

En este sentido, el economista ha definido a Bankia como “el mejor socio para acompañarnos en este viaje” y ha asegurado que “la operación dará lugar a una entidad más sólida, más eficiente y más rentable”.