Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las oficinas centrales de Caixabank, situadas en la avenida Diagonal de Barcelona / CAIXABANK

Caixabank gana 726 millones hasta septiembre tras mantener estables las provisiones

El volumen de negocio supera los 646.000 millones, récord de la historia de la entidad, y la ratio de capital alcanza el 12,7%, muy por encima de lo exigido

4 min

El beneficio neto de Caixabank alcanzó los 726 millones de euros en los nueve primeros meses del año después de que en el tercer trimestre de ejercicio se mantuviera estable el montante destinado a provisiones para afrontar la crisis del Covid-19. La entidad ha sido capaz de igualar los ingresos core frente a los del mismo periodo de 2019, pese al complicado contexto, y ha batido su registro histórico de volumen de negocio.

El resultado del banco refleja un descenso del beneficio del 42,6% que se debe a las provisiones extraordinarias de 1.161 millones que Caixabank ha realizado desde el inicio del año con el fin de cubrir los riesgos de derivados de la crisis. Además, las cuentas de 2019 incluían extraordinarios por los efectos del ajuste laboral (982 millones).

Negocio récord

Caixabank no ha incluido en estas cuentas las plusvalías de 420 millones provenientes de la venta del 29% de su negocio de pagos Comercia por haberse materializado ya dentro del último trimestre del ejercicio.

El volumen de negocio ha alcanzado una cifra de 646.299 millones, lo que supone un récord histórico desde que la creación de Caixabank. La entidad también ha reforzado sus ratios de capital, que se sitúa en el 12,7% en el caso de la CET1, por encima de lo exigido por el regulador.

Efectos en márgenes

Las cuentas trimestrales no se han visto afectadas en este caso por las provisiones extraordinarias, que se han mantenido en el entorno de los 1.155 millones registrados ya al cierre del primer semestre. El margen de intereses de Caixabank se ha reducido un 2% hasta septiembre (3.647 millones) debido esencialmente a los menores tipos aplicados a los préstamos y al efecto de los préstamos con garantía de los avales del ICO.

Por su parte, el margen bruto se redujo un 5,3% por el efecto del resultado de operaciones financieras y el resultado de las participadas, que se ha reducido un 36,4% debido a los efectos de la crisis en sus respectivas cuentas.

Refuerzo de capital

Durante los nueve primeros meses del año, Caixabank ha conseguido generar 55 puntos básicos de capital (20 más si se incluye la operación de venta parcial de Comercia), derivados de la reducción a la mitad del dividendo previsto con cargo a los resultados de 2019 y por la aplicación de normas contables internacionales, además de otras partidas, que se han visto parcialmente compensadas por la previsión de dividendos del año, la evolución de los mercados y otros efectos.

La entidad ha reducido la tasa de morosidad en 10 puntos básicos, hasta el 3,5%, al tiempo que ha incrementado la ratio de cobertura hasta el 65%. El coste del riesgo a 12 meses se sitúa en el 0,67%.

Más clientes digitales

Caixabank ha registrado a cierre de septiembre 7,07 millones de clientes digitales, el dato más alto de la historia de la entidad y la mayor base de clientes digitales de un banco en España.

La cifra supone un crecimiento del 8,6% respecto al mismo mes del año anterior. Con los datos de septiembre, el 66,1% de clientes de la entidad, de entre 20 y 74 años, utilizan sus aplicaciones móviles.

Fusión con Bankia

El próximo 3 de diciembre, Caixabank celebrará la junta extraordinaria de accionistas para dar luz verde definitiva a la fusión con Bankia, tras el acuerdo alcanzado por los consejos de administración de ambas entidades a finales del pasado septiembre.

El cierre de la operación está previsto para finales del primer trimestre de 2021, una vez obtenidas las correspondientes autorizaciones del Ministerio de Asuntos Económicos y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).