Caixabank da el carpetazo definitivo a la crisis: el crédito a particulares crece el 1,2%

La entidad se centra en la redacción de su nuevo plan estratégico y pide al Gobierno que trabaje para reducir el déficit público sin atornillar al sector financiero

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank en la presentación de los resultados semestrales en Valencia / EFE
27.07.2018 11:28 h.
6 min

Caixabank ha presentado este viernes los resultados semestrales que muestran de forma definitiva que los efectos negativos de la crisis son cosa del pasado. Las cuentas de los primeros seis meses del año de la tercera entidad financiera del país arrojan un avance del 1,2% en el segmento de crédito sano a particulares. “Es la primera vez que se presenta un crecimiento neto en este segmento de actividad en los últimos diez años”, ha afirmado el consejero delegado del grupo, Gonzalo Gortázar, en una comparecencia ante los medios.

En ella ha desgranado la letra pequeña de la primera mitad de un ejercicio en el que Caixabank ha obtenido un beneficio neto atribuido de 1.298 millones de euros. Cifra que implica un crecimiento del 54,6% si se compara con el mismo periodo del año anterior.

Banca tradicional y nuevas actividades

Gortázar indica que la mejora se da en la actividad bancaria tradicional y de forma “más relevante en el ahorro a medio y largo plazo”. Es decir, en la gestión de fondos de inversión, pensiones y seguros de ahorro, donde controlan el 21,5% del mercado. “Hemos roto la barrera de los cinco millones de clientes operativos en el mundo de los seguros y la del millón en fondos de inversión”, ha explicado el ejecutivo.

En producción crediticia, la cartera del grupo se sitúa al cierre del semestre en los 225.744 millones de euros. Además del avance en el segmento de particulares, un hito temporal, se avanza el 0,7% en la financiación a empresas, el 8,9% en sector público y el 10,7% en el pasivo que se otorga al consumo. Otro dato que consolida el ciclo positivo económico en el que está instalado el país.

El 8% más de hipotecas

En los préstamos de nueva producción, Caixabank destaca el avance del 8% en los hipotecarios, hasta los 3.349 millones; el 16% de crecimiento del crédito al consumo, con 4.383 millones otorgados; y el 2% de avance que significa haber repartido 10.561 millones en proyectos empresariales. Gortázar ha enfatizado que “casi dos terceras partes de la nueva producción” de préstamos para la adquisición de vivienda son a tipo fijo.

Asimismo, destaca que se potenciarán las “nueva alianzas” para financiar más compras de particulares. El consejero delegado recuerda que se han alcanzado pactos con Mediamarket y Dia en el semestre y rebaja las expectativas del sector en la expansión de los puntos de venta de electrodomésticos del grupo. “Hemos querido probar en Málaga para aprender cómo dar mejor servicio a los clientes, pero no tenemos planes de ir más allá”, ha sentenciado.

Nuevo plan estratégico

El buen resultado semestral, que se explica también por la reducción de dotaciones, propicia que la entidad haya cumplido con los objetivos del plan estratégico que vence en el ejercicio en curso “tres meses antes de que se termine”. Ahora se centrará en dar forma a la próxima hoja de ruta de Caixabank, que se presentará en noviembre.

Según lo expuesto por Gortázar, lo hacen con la previsión de que en el corto plazo el Banco Central Europeo mantendrá los tipos de interés en el suelo y con un ojo puesto en el Gobierno y su anuncio de incremento de impuestos.

Impuesto a la banca

El consejero delegado se ha mostrado partidario de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez abra una “reflexión sobre las cuentas públicas”. Señala que los cuatro años de crecimiento económico no han servido para rebajar el elevado déficit público que arrastra el país. Pide un esfuerzo para atajarlo, ya que considera que es la “mejor receta para mantener el estado del bienestar”.

“Se ha agrandado porque venimos de una crisis muy fuerte que se ha sido capaz de paliar a través de los sistemas de protección social”, detalla el banquero, “pero volverá una crisis, esperemos que sea tarde y no tan dura, y las cuentas públicas deben estar en orden para proteger de nuevo a la sociedad”.

Este minoración del déficit público no debería incluir un impuesto sobre la banca, según el relato del consejero delegado de Caixabank. “No es una buena idea ni el momento”, sentencia.

Diálogo en Cataluña

En clave política, Gortázar también ha aplaudido el diálogo que el Ejecutivo socialista ha abierto con las formaciones independentistas en el Gobierno de la Generalitat. “Venimos diciendo que hacía falta un diálogo en el marco de la ley para llegar a un acuerdo que sea positivo para Cataluña y para el conjunto de España”, ha manifestado.

“Cualquier paso en este sentido es positivo”. Con todo, el banquero hace una reflexión realista sobre la posibilidad de alcanzar el pacto que ponga fin al procés y contente las reclamaciones de los secesionistas: “Es un camino largo y lleno de dificultades”.

¿Quiere hacer un comentario?