Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las sedes de Bankia y Caixabank / MONTAJE CG

Caixabank se blinda para evitar brechas de seguridad durante la absorción de los datos de Bankia

La entidad intensifica las campañas de concienciación entre empleados y personal para minimizar las vulnerabilidades del traslado masivo de clientes

7 min

Caixabank activa la cuenta atrás para hacer historia en el sistema bancario español. Entre los próximos 12 y 15 de noviembre, la entidad consumará la integración tecnológica y comercial con Bankia, un complejo ejercicio de ingeniería que, pese a su inmenso tamaño, transcurirrá en un solo fin de semana. Para llevar a cabo este proceso, el grupo presidido por José Ignacio Goirigolzarri se ha blindado durante los últimos meses contra una de las principales amenazas señaladas por los expertos: las brechas de seguridad.

Según han detallado fuentes de la entidad, los equipos de Bankia y Caixabank llevan meses intercambiando información para poner en común los esquemas de actuación y los análisis de vulnerabilidades de la infraestructura. La entidad se ha preparado a fondo para afrontar un lapso delicado que los piratas aprovechan para enviar todo tipo de virus a través de tácticas como el phishing --correos que simulan un remitente oficial para introducir virus en los equipos informáticos-- y el smishing --SMS fraudulentos que reproducen la misma estrategia en los móviles--.

Campaña de concienciación

Por eso se han redoblado las medidas de sensibilización entre el personal y los usuarios acerca de los riesgos que entrañan estos procesos. "Desde Caixabank trabajamos continuamente en ofrecer información relevante de seguridad a nuestros clientes, y les hacemos llegar de manera periódica una newsletter informándoles de los fraudes y estafas más frecuentes y de las medidas que deben adoptar para evitar ser víctimas de engaños", informa un portavoz de la compañía. Asimismo, se ha aprovechado la coincidencia de octubre como el mes de concienciación en ciberseguridad para reforzar la cultura de prevención entre los empleados.

Las iniciativas InfoProtect y Caixabank Protect también se han preparado con comunicaciones específicas sobre este tema, a los que se han sumado avisos en videowalls en las oficinas y una jornada de Caixabank Talks sobre esta temática. La magnitud del flujo de datos afectados justifica este refuerzo de las campañas sobre los peligros virtuales. Según cifras facilitadas por la propia entidad, la absorción impactará sobre 7,6 millones de usuarios activos de Bankia2.500 millones de documentos digitalizados como DNI, contratos y recibos. O, lo que es lo mismo, una inmensa maraña de documentación que ocuparía más de 20.000 campos de fútbol.

Intenso trabajo de ensayo

En cuanto al apartado tecnológico, otro factor que reducirá las vulnerabilidades de la operación es el intenso periodo de ensayo que acompaña estos procesos. "Las pruebas que se realizan en caso de migraciones con gran cantidad de datos y otras de menor envergadura son muchas, incluyendo análisis de fallos para minimizar todos los posibles errores. Estas migraciones están cubiertas con una gran planificación donde participan al unísono muchos departamentos de tecnologías de la información", señala Cristina Collado, analista en Plexus Tech.

"Estos cambios se hacen en entornos de preproducción, y una vez que se han realizado pruebas en ese entorno, se pasan al entorno de producción donde funcionan tal y como debe de quedar. Entre medias se realizan con copias de datos y snapshots [copias instantáneas del estado de un sistema] de máquinas donde poder revertir cambios rápidamente en caso de fallo", añade.

Los fallos, "improbables"

Preparativos exigentes para que el traslado y programación de un sistema a otro se haga de forma segura. Eso aunque Marc Rivero, coordinador del máster de ciberseguridad de La Salle Barcelona, indique que "siempre pueden darse algunas incidencias, pero hay que ponerlas en el contexto del volumen total de datos transferidos". En el caso de Caixabank y Bankia, la inmensa masa de información relativiza el surgimiento de errores aislados que puedan darse durante el próximo fin de semana.

El presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri (i), y el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar (d) / EP

 

 

El presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri (i), y el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar (d) / EP

La misma opinión tiene Collado. Aunque los esfuerzos de Caixabank no aseguran un procedimiento infalible, minimizan significativamente la aparición de problemas. "Que se ocasione un fallo es posible en estos casos, siempre existen estas posibilidades. Pero se tienen analizados todos los posibles escenarios, por lo cual hablamos de algo muy improbable", sentencia Collado.

Unificación lista el lunes

El trabajo de concienciación y los preparativos tecnológicos son el tándem de Caixabank para asegurar la migración de todos los datos. Los volúmenes de información total movilizados representan 10,4 PetaBytes, un guarismo equivalente a 1.800 millones de canciones en formato mp3 de alta calidad. Es decir, 45 veces la música almacenada en Spotify.

Pese a este volumen, la operación se llevará a cabo en poco más de 48 horas. El próximo lunes, la unificación entre los sistemas informáticos de ambos grupos dará pie a una única plataforma en que los clientes de Bankia y Caixabank operen con plena normalidad. Tras la fusión, la entidad resultante ha alcanzado un volumen de activos de 685.738 millones de euros, lo que le convierte en el mayo banco del mercado doméstico y en uno relevante a escala europea. La integración tecnológica es el último paso para posicionar Caixabank como el primer banco de España.