Menú Buscar
Gonzalo Gortázar (i), consejero delegado de Caixbank, y Jordi Gual (d), presidente de la entidad, en la junta general de accionistas de 2017 / CG

Caixabank se presenta ante sus accionistas como líder del mercado ibérico

La entidad afirma que desde la salida a bolsa de Criteria en 2007, la rentabilidad acumulada de la acción es del 33%

4 min

El presidente de Caixabank, Jordi Gual, ha sacado pecho de la reciente adquisición de la entidad portuguesa BPI en la junta general de accionistas que se ha celebrado este jueves en Barcelona. Ha remarcado que la operación les ha convertido en líderes del mercado ibérico tanto en activos como en volumen de negocio y oficinas.

“Creará valor de forma sostenible” tanto para los accionistas de Caixabank como para los de BPI. Gual ha remarcado que el banco luso es “solvente y bien gestionado” y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, ha plasmado la “plena confianza” que la cúpula de Barcelona mantiene con el actual equipo directivo de BPI.

Líderes del sector minorista

Los dos ejecutivos de banco catalán han señalado la fortaleza que mantienen en un entorno complejo para el sector financiero. Lideran el sector minorista y tradicional, hecho que consideran un éxito en un contexto económico difícil y de bajos tipos de interés.

Esto ha provocado la revisión a la baja de los objetivos de rentabilidad del plan estratégico que aprobaron en 2015 y estará vigente hasta 2018.

Dividendo

Gual ha manifestado que desde la salida a bolsa de Criteria en 2007, la rentabilidad acumulada de la acción es del 33%. Una cifra que supera a los bancos del Ibex 35, su competencia, y el principal índice de la zona euro.

El dividendo de 2016 será de tres céntimos por título y se ha aprobado el pago de seis céntimos adicionales en abril. “Nuestro compromiso con el dividendo es y continuará siendo primordial”, ha declarado el presidente del banco.

Imagen de la banca

Gortázar ha reconocido ante los accionistas la crisis de imagen que vive el sector financiero español. Afirma que son conscientes de que parte de la sociedad tiene una percepción negativa de la banca por los errores cometidos antes de la crisis. Indica que en ciertos casos se “evalúan comportamientos pasados con reglas nuevas, y eso distorsiona la visión”.

El consejero delegado asegura que Caixabank revisa de forma continua sus procesos y políticas para evitar tropezar con la misma piedra y solucionar los errores que pueden surgir de su volumen de actividad.

Diversificación

En este sentido, ha asegurado a los accionistas que impulsarían la rentabilidad a través de la diversificación. Se pone el acento en los créditos al consumo y al segmento de empresas; a potenciar los seguros y la gestión de activos y a la contención de gastos fijos.

Todo ello, al mismo tiempo que mantener una gestión enfocada en reducir los créditos dudosos y aligerar la carga actual con la adjudicación de activos de este perfil.

Fainé y Gabarró

Durante sus intervenciones, tanto Gual como Gortázar han agradecido a Isidro Fainé su trayectoria durante años en la presidencia de la entidad. También han recordado a Salvador Gabarró, que era consejero del banco y vicepresidente tercero de Criteria, además de presidente de honor de Gas Natural Fenosa, en el momento de su fallecimiento.